Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Pepe Aragón: “Cuando llegué, me abrió la puerta Paco de Lucía”

Pepe Aragón es un gran aficionado fuengiroleño, que recibió en octubre pasado la Medalla de Oro de Fuengirola por toda una vida dedicada a los demás, especialmente a las peñas locales y a la realización de infinidad de comidas benéficas. Es, además, el padre de Paco Aragón, estupendo guitarrista. En este caso, Francisco Reina, director de la Revista Pellizco Flamenco, y Mariló Sánchez, presentadora de El Patio de Fuengirola, lo entrevistan en Fuengirola TV porque atesora infinidad de anécdotas impagables con grandes artistas flamencos que han pasado a lo largo del tiempo por Fuengirola. Comparte sendas anécdotas con Camarón, Paco de Lucía y Pepe Marchena.

“Paco era el más friolero del mundo”

José Luis Téllez, del Mesón El Cordero, donde hoy está la sede de la Peña Nuevas Amistades, era primo de Paco de Lucía. Creo que fue -rememora Pepe Aragón– cuando Paco se separó de su primera mujer. José Luis tenía un bungaló en la Urbanización Esperanza, cerca del Castillo y Paco de Lucía era el tío más friolero del mundo, le pasaba igual que a Pepe Marchena. José Luis me dijo que me acercara allí, que había un familiar suyo, pero que no dijera nada. Y cuando llegué allí, me abrió la puerta Paco de Lucía. Le llevé una bombona y me dice: «A las dos semanas, sin que yo te diga nada, me traes otra». Estuve un minuto hablando con él, pero no veas lo que te entra… Sabía que José Luis era familiar de Paco, pero lo que no me esperaba en la vida es que estuviera allí Paco de Lucía“.

Paco de Lucía

“Camarón me dio un abrazo y me dijo: «Compare’, ¿cómo puedo pagarte esto?» Y le dije: «A mí no me tienes que pagar nada»”

“Era el año 70 y pico, Camarón tenía una tía en Las Cañadas (Las Lagunas de Mijas-Costa) y un día -recuerda Aragón– fue a visitarla con tres amigos, porque iban cuatro en el Mercedes. En Las Cañadas, en aquel tiempo, era todo terrizo y había llovido mucho. Y se metieron en el lado izquierdo, donde estaban antiguamente los Bomberos de Fuengirola, en los sembraos’. Se metió el coche hasta la bandera y yo estaba en el almacén aquel día y escuché lo que largaban por esa boca… Salgo para fuera y le digo: «Camarón, ¿qué te ha pasado hijo?». Y me dice: «Que no me he dao’ cuenta, compare’ y estoy buscando a alguien que me saque». Le dije: «Yo te voy a sacar ahora mismo». Y se lo saqué con la máquina grande que teníamos. No veas cómo salió el coche de Camarón, estaba de barro hasta la bandera. Le metí la manguera y creo que el coche no estuvo más limpio que aquel día. Me dio un abrazo y me dijo: «Compare’, ¿cómo puedo pagarte esto?» Y le dije: «A mí no me tienes que pagar nada. ¿No estás aquí conmigo? Pues con eso tienes bastante». Me dijo: «Cuando yo vaya a Fuengirola, te guardo una entrada y te voy a dedicar un cante». Era una persona muy sencilla y tenía que tener un corazón más grande que seis cuerpos de él”.

La entrevista completa está disponible en el siguiente vídeo.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.