Ayúdame a tenerte informado

Actulizado 3:20 PM UTC, May 22, 2024

Rocío Molina, referente malagueña del flamenco más vanguardista

Caída del cielo. Codirección artística, coreografía, dirección musical y baile: Rocío Molina. Guitarra: Óscar Lago. Cante, bajo y palmas: Kiko Peña. Palmas: José Manuel El Oruco. Batería y electrónica: Pablo Martín Jones. Lugar: Teatro del Soho CaixaBank de Málaga. Día: Sábado, 13 de abril de 2024. Aforo: Media entrada.

El arte de Rocío Molina comienza ausente en escena dando paso a su banda a ritmazo de funk a batería, bajo y eléctrica a lo largo de dos minutos. Abandonan el escenario y entra Molina a las tablas.

La interpretación casi estática en el escenario se prolonga cerca de una decena de minutos donde el público observa sorprendido cada mínimo movimiento de la artista.

Caída del Cielo tiene algo de esencial, ahonda en sus raíces. Esta obra es un viaje, un descenso. Asistimos al recorrido de una mujer, guiada por su baile, que es intuición. Una actuación muy dinámica, muy al estilo de ella, con cambios de sentido en cada palo, de serranas a tangos de Málaga, de bulerías a seguirillas con remates de fandangos muy bien elegidos.

Qué esperar de una bailaora versátil y coreógrafa iconoclasta, siendo de las artistas españolas con mayor proyección internacional en la actualidad.

La danza contemporánea de Molina encuentra ahora intensidad en la quietud. Sus brazos, sus piernas en el límite del equilibrio denotan una serenidad inquieta. Su baile gira en torno al cambio de pasar de eterna a mortal.

La compañía, muy bien armonizada con la brillante guitarra de Óscar Lago, el cante limpio y de jondura de Kiko Peña, que colaboraba también con el bajo eléctrico y soniquete de palmas. Jose Manuel El Oruco, pilar del espectáculo, ceñido como un guante a la coreógrafa, compartiendo palmas y contras cara a cara en cada tercio. Y Pablo Martín Jones, batería y electrónica con la que sampleaba cada efecto durante el espectáculo.

Y el final, con todos los músicos por rumbas, donde aprovechó y bajó para saludar y abrazar al respetable. Rocío Molina, referente malagueña del flamenco más vanguardista.

Fotos: María Agar Martínez y Simone Fratini.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.