Ayúdame a tenerte informado

Actulizado 9:50 AM UTC, Apr 16, 2024

Diez años sin Paco, así lo ven quienes lo conocieron

Tal día como hoy de 2014, fallecía Paco de Lucía, para muchos el guitarrista flamenco más grande de la historia. El genio de Algeciras fue uno de los renovadores de lo jondo junto a CamarónMorenteEl Lebrijano. Abrió nuevos caminos para los flamencos. Algunos de ellos que lo conocieron han querido recordarlo respondiendo a dos preguntas planteadas por Pellizco Flamenco: ¿Qué supuso Paco para ti? ¿Y para el flamenco?

ASÍ LO VEN QUIENES LO CONOCIERON

Pepe de Lucía: «En cuanto a pérdida como hermano, una herida muy grande para mí, al igual que la pérdida de tres hermanos más, María, Ramón de Algeciras y Antonio. Paco, al ser el benjamín de la familia y el mejor guitarrista de la historia contemporánea en la guitarra flamenca, y habernos prácticamente criado juntos por el mundo tanto en el trabajo como en la vida, fue algo desconcertante en mi vida. En cuanto a lo que significo para mí, como compañero, consejero…

Y para la afición, Paco de Lucía en la guitarra, pues la pérdida de un manantial de inspiración y sabiduría para el flamenco en el mundo, que se secó con su partida».

Paco Cepero: «Para mí Paco fue mi amigo del alma, que siempre lo tengo presente, porque Paco de Lucia será eterno.

Para el flamenco, el que ha puesto la guitarra donde está. Para mí Paco abrió las puertas del mundo a la guitarra flamenca, y reitero, para mí, el mejor guitarrista de la historia, ya será muy difícil que alguien pueda quitarle ese honor».

Cepero: «Paco abrió las puertas del mundo a la guitarra flamenca, y para mí es el mejor guitarrista de la historia»

Duquende: «Paco fue en mi vida un Maestro, un hermano, un amigo. Aprendí la humildad con él…

Si te das cuenta, todos se parecen a Paco de Lucía, pero como Paco, nadie. Fue el creador del nuevo toque flamenco».

Duquende: «Aprendí la humildad con él… Todos se parecen a Paco de Lucía, pero como Paco, nadie»

Tomatito: «Para mí es el más grande que ha dado la historia de la guitarra. Es mi ídolo.

Para el flamenco, nos ha abierto las puertas del mundo a la generación más joven que él y estamos girando por el mundo gracias a él. Paco de Lucía en mayúsculas, y luego venimos los demás. El público, que es al que le gusta venir a los conciertos, pone a cada uno donde él quiere, pero siempre después de Paco. Él es quien nos ha enseñado a nosotros, con armonías, en la guitarra solista. Hacía cosas preciosas y maravillosas».

Tomatito: «Paco de Lucía en mayúsculas, y luego venimos los demás»

Juan Manuel Cañizares: «Definir lo que Paco significó para mí en una sola palabra es muy difícil, pero si lo intentara, diría que fue una de las figuras más influyentes en mi carrera como guitarrista flamenco. Desde muy joven, al igual que muchos guitarristas flamencos, escuchaba sus discos y copiaba sus falsetas, lo que avivó mi pasión por el flamenco. Tuve el honor de compartir escenario con él como su segundo guitarrista durante diez años, y cada concierto fue como una masterclass para mí. Pero, aún más allá de su talento con la guitarra, lo que realmente lo distinguía era su calidad humana excepcional.

Paco de Lucía fue una figura revolucionaria en el mundo del flamenco. Gracias a él, la guitarra flamenca ha alcanzado prestigio en los grandes escenarios internacionales. Paco expandió los límites del flamenco, introduciendo elementos del jazz, la música clásica y otras tradiciones musicales, enriqueciendo y revitalizando el género. Su técnica, virtuosismo y capacidad para conmover al público transformaron la percepción del flamenco a nivel mundial, elevándolo a un estatus artístico y de reconocimiento internacional sin precedentes. La contribución de Paco de Lucía al flamenco es inmensurable, no solo por su extraordinaria habilidad y creatividad, sino también por cómo inspiró a generaciones de músicos a explorar nuevas posibilidades dentro y fuera del arte flamenco».

Cañizares: «Más allá de su talento con la guitarra, lo que realmente lo distinguía era su calidad humana excepcional»

Farru: «Paco significó un antes y un después en mi vida personal y artística. Fue de alguna manera más que un maestro o un amigo. Fue el mentor que despierta en un niño (tenía 20 años) con inquietudes y con miedos y dudas y empuja a mostrarme como artista con mi propia personalidad y visión… Definitivamente, fue el maestro que me dio la confianza de mostrarme tal y como yo sentía…. Una lección de por vida.

Para el flamenco, el mesías…»

Farru: «Para el flamenco Paco fue el mesías»

Guadiana: «Para mí significó haber conocido al mejor guitarrista de todos los tiempos. Yo lo escucho tocar hoy en los discos y sigue siendo mi inspiración.

Para el flamenco, todo en la forma de tocar, de interpretar, cómo transmitía el flamenco, la sensibilidad que tenía, cómo te llegaba al corazón. El flamenco se conoce mundialmente a través de Paco de Lucía».

Jorge Pardo: «Podría decir muchas cosas, pero la más certera quizás y la más concreta y condensada es que, para mí, Paco fue como un hermano mayor. En las giras que hacíamos en esa época, viajábamos y pasábamos mucho tiempo juntos todo el grupo y así como Ramón era el hermano mayor de Paco, Paco era el hermano mayor nuestro, con todo lo que eso significa. Me podría extender en muchos conceptos, pero creo que se entiende bien.

¿Qué supuso Paco para el flamenco? Esta pregunta es difícil de responder, en el sentido de que el flamenco en sí mismo es un ente abstracto, vamos a decirlo así. Y en cualquier caso, por mucho que se quiera concretar lo que es el flamenco, es muy poliédrico, tiene muchísimas caras, muchísimos vértices. Cada uno tiene su verdad, cada uno tiene su flamenco. Pero por intentar poner algunas palabras sobre este concepto que no tiene mucha definición, si el flamenco fuera un pedregal, entiendo que Paco sería una de las piedras más grandes, si no la más grande. Si fuera un bosque, sería uno de los árboles mas hermosos, que más sombra otorga, y así sucesivamente. Su grandeza lleva al flamenco a sus límites más alejados, pero al mismo tiempo se empeña en beber de su fuente más esencial. Eso creo que es Paco para el flamenco».

Jorge Pardo: «Su grandeza lleva al flamenco a sus límites más alejados, pero al tiempo bebe de su fuente más esencial»

David de Jacoba: «Me cambió la forma de ver el cante y también de ver la vida. Era un superdotado… Él veía lo que nadie veía. En ese momento yo no tenía experiencia de nada del mundo del flamenco. Sólo me gustaba cantar, él me eligió y mucha gente se sorprendió. Más tarde lo comprendí todo. Que auténtico era Paco. Me acuerdo de él todos los días. Verdaderamente nadie ha entendido a Paco.

Sin Paco de Lucia no habría tanta riqueza de música hoy día. Él significa todo en el mundo del flamenco, junto con Camarón. Los dos fueron el filtro donde pasa una riada humana…»

Antonio Sánchez: «Significó mi ídolo desde la niñez, con la fortuna de tenerlo cerca como un padre.

Significó un punto y aparte en el flamenco, una nueva frontera o cómo descubrir un nuevo planeta, eso fue Paco para el flamenco».

Chonchi Heredia: «Para mí fue mi padre, mi mayor apoyo, siempre confió mucho en mí. Y en mi aprendizaje fue mi maestro. Era la mejor persona del mundo, con un corazón enorme. Nos daba el corazón no ya como jefe, al haber estado trabajando con él, sino como persona, se preocupaba de cada uno de nosotros en nuestra vida personal, sí estábamos bien o necesitábamos algo. Es la mejor persona que he conocido en este mundo. Paco era un ángel. Empecé a cantar con él cuando tenía dieciséis años, que fue cuando lo conocí. Y que estuviera trabajando con él desde ahí y luego más tarde, siempre estuvo ahí para saber cómo estaba, si necesitaba algo. Y todo de corazón, porque no he conocido mejor persona que él. Para mí, un privilegio, una suerte, el sueño de mi vida desde pequeña el poder estar a su lado, poder cantar con él, grabar con él. Es lo más grande que me ha pasado en mi vida, el haber estado a su lado y disfrutar. Me temblaban las piernas cada vez que estaba en el escenario y me miraba con esos ojos. Cuando yo cantaba me temblaba to’. Porque yo no quería gustarle al público, yo quería gustarle a él. Cada vez que canté a su lado, lo hice para transmitirle a él, porque qué difícil que al maestro le gustara un cantaor. Yo cerraba mis ojos y cantaba y abría los ojos cuando terminaba, lo miraba y me sonreía y decía: «Ay, que le ha gustado al maestro». Lo mejor que me ha pasado en mi vida y la mejor persona que he conocido en mi vida. Un privilegio. Y lo hecho mucho de menos, muchísimo.

La pregunta no es qué significó Paco para el flamenco sino qué significa Paco para el flamenco. Es eterno, jamás saldrá un Paco de Lucía más. Era único, será único, una fuente de inspiración, una escuela, todos los guitarristas que salgan o los que ya están, no hay falsetas o melodías que no suenen a él,por qué él es el maestro de los maestros, el mejor del mundo. No se ha podido tocar más flamenco con más técnica y con más inspiración que Paco. Es eterno y no saldrá otro Paco de Lucía. Sólo uno, él, el maestro. Imitarlo, lo imitarán muchos guitarristas, pero tocar mejor, nadie, jamás. Ha dejado un legado que es universal, para el mundo entero, que es una fuente para todos los guitarristas».

Chonchi Heredia: «Se preocupaba de cada uno de nosotros en nuestra vida personal. Es la mejor persona que he conocido, era un ángel»

Rafael de Utrera: «Cuando yo estuve con Paco, tenía 27 años, era un niño. Tenía experiencia de haber trabajado con muchos artistas, pero me cogió muy joven para esa experiencia. Aunque para ir con él nunca estabas preparado, es algo que a uno ni se le pasaba por la cabeza. Una de las cosas más importantes que él descubrió en mí fue mi registro vocal, mi tesitura de voz, porque yo cuando era pequeño cantaba bajo, pero la garganta es un misterio. Uno no sabe hasta dónde puede llegar, al ser un músculo. Ahora canto más alto que entonces. Fíjate si fue importante para mí que descubrió mi voz real. Me hubiera encantado estar con él ahora. Con él cantaba forzado, al cinco por medio, y ahora canto todos los tonos, el cinco por medio es mi tono natural.

En el siglo en el que estamos, todos los flamencos le debemos a Paco. Es el artista al que más le debemos de la historia del flamenco en todos los ámbitos, cante, toque y baile. Porque fue un creador, que abrió el flamenco y le dio musicalidad y calidad. Creo que sin él, el flamenco no tendría el estatus que tiene ahora mismo. Con él, nuestra música traspasó fronteras. Fue el primero en cruzar la pierna. Lo hizo en una gira con Al Di Meola y John McLaughlin. Empezó a cruzarla para tocar con más comodidad, por una necesidad, para tener más movilidad y rapidez. Ellos, a la hora de picar, iban más rápido con la púa y él, para ir como ellos, varió la postura».

Rafael de Utrera: «Fue el primero en cruzar la pierna. Lo hizo en una gira con Al Di Meola y John McLaughlin. Ellos, a la hora de picar, iban más rápido con la púa y él, para ir como ellos, varió la postura».

Dani de Morón: «Para mí, como para todos, el Maestro Paco de Lucía es una gran inspiración. Evidentemente, cualquier persona que se haya parado a escuchar su música o ver sus declaraciones en las miles de entrevistas que nos dejó se da cuenta del compromiso que tenía con la guitarra y con el flamenco y el esfuerzo que ha hecho por dignificar este arte. A nivel personal, ha sido la constatación de que la única manera de conseguir algo con la guitarra es ese esfuerzo tremendo. Yo siempre creí que él tenía una facilidad tremenda, y la tenía, pero lo que no sabía, al conocerlo personalmente, es que su compromiso estaba por encima de sus cualidades. Para mí supuso una revolución, porque era todavía más grande de lo que imaginaba en ese aspecto. Y en lo demás habría que hablar muchos minutos para resaltar las cualidades que tenía.

Para el flamenco, aparte de ser nuestra luz y nuestra guía, ha sido una persona que ha sabido conectar con todas las generaciones y con un público que no tenía ninguna idea de flamenco, pero que sí tenía la sensibilidad, como la tiene todo el público en general. Ha sabido conectar con todos. Y sobre todo era alguien con una tremenda capacidad de coger el testigo de todos los maestros anteriores y convertirlo en algo increíble y dignificar este arte de la forma que lo hizo. De forma que nos hizo a todos ricos, porque estar rico es poder dedicarte a lo que a uno le gusta. Y en mi caso difícilmente hubiera podido hacerlo viniendo de una familia que no se dedica a la música, si no hubiera existido Paco. Dignificación total por el oficio y lo que le debemos es algo increíble en todos los aspectos».

Dani de Morón: «Aparte de ser nuestra luz y nuestra guía, ha sabido conectar con todas las generaciones y con un público que no tenía ninguna idea de flamenco»

Montse Cortés: «Es difícil decir esto en pocas palabras pero en definitiva Paco significó para mí una persona que me enseñó muchísimo, como cantaora y como persona. Era muy sencillo, si te pasaba algo se daba cuenta y te hablaba para ayudarte, le encantaba reír. Y como músico qué voy a decir… Estar en el mismo escenario con él y verlo ahí a tu laíto, era increíble. Un sueño cumplido.

Y para el flamenco Paco fue un revolucionario, pero siempre respetando lo antiguo, sin desvirtuar ningún principio del flamenco. Un músico como ninguno hasta ahora, por lo menos para mí».

Montse Cortés: «Paco fue un revolucionario, pero siempre respetando lo antiguo, sin desvirtuar ningún principio del flamenco»

Joan Albert Amargós: «Paco fue la persona que me introdujo en el mundo del flamenco un poco por casualidad, gracias el contacto tan íntimo que yo tenía con Carles Benavent, con el cual hacía todas mis aventuras de juventud. Y él entró en el mundo flamenco cuando entró a tocar con Paco, Jorge Pardo y Rubem Dantas y toda esa peña fabulosa. A partir de aquí, en un momento dado, en algún disco que Paco necesitó la colaboración de unos arreglos de cuerda para Camarón, para él mismo, para alguna película, para el disco ‘Zyryab’, para Canción de amor… Haber entrado en ese mundo con él y haberlo conocido, aparte de ser un honor haber colaborado con él, no se puede pedir más porque en el fondo si hay un mito en el mundo del flamenco ese es Paco de Lucía.

Para el flamenco, Paco significó un avance tremendo. Creó un grupo heterogéneo en el cual intervenían músicos de distintas influencias como los músicos brasileños, Jorge Pardo que venía del jazz, Carles Benavent que venía del jazz rock… Era un grupo curioso, pero como todos eran super músicos y entendían la música fuese en la disciplina que fuese, pues evidentemente ese paso que se dio adelante, aparte de lo que sería la introducción del cajón en el flamenco que ahora es como algo indispensable, el flamenco le debe a Paco todo. Porque fue la persona que revolucionó más la estética del flamenco. Y ese atrevimiento, sabes que el flamenco ha sido un poco categórico con las bases y parece que cualquier cosa, como el jazz antiguo, parece que Miles Davis era una persona demasiado revolucionaria para los clásicos. Y en el flamenco pasaba un poco lo mismo, pero Paco sobrepasó todas estas inquietudes y todos los frenos que podía tener en este aspecto, fue una persona influyente al máximo, aparte de que tocaba con una personalidad extraordinaria. Y encima colaboró con Camarón tantos años que fueron dos genios juntos cronológicamente en el mismo momento».

Rubem Dantas: «Paco es para mí, ante todo, un hermano. Hemos compartido casi tres décadas, día a día, trabajando juntos en el sexteto. Entiendo que lo normal es que se hable de él por su calidad como artista, pero el haber estado desde que lo conocí tan ligado a él, me provoca, con su pérdida, una gran tristeza. Como artista, está claro que es un gran maestro, con el que yo he tenido la suerte de crecer musicalmente, ya que he aprendido mucho a su lado. Creo que pudimos aportarnos muchas cosas mutuamente. Es una suerte enorme tenerlo en mi vida, porque sigue estando en ella, allá donde esté.

Para el flamenco, qué voy a decir. Es una fuente inagotable. Ha sido una pena que se fuera tan pronto, porque de haber estado más con nosotros, habría seguido dejando grandes aportaciones. Pero ahí queda su legado, que es enorme y de un valor incalculable. Una suerte para nosotros, los artistas y, en general, para la historia de la música».

Rubem Dantas: «Es una fuente inagotable. Su legado es enorme y de un valor incalculable»

José Carlos Gómez: «Paco es el motivo por el que soy guitarrista. No me imagino una vida sin Paco. Ha sido un regalo de un valor incalculable haber seguido a Paco toda mi vida, haber descubierto, estudiado e interpretado su música y además de todo eso, haber compartido momentos con él. Me siento un privilegiado de la vida.

Creo que Paco de Lucía ha sido una de las figuras mas importantes que hemos tenido en el flamenco, por no decir la más importante. No sólo por la altura que le ha dado musicalmente y haber llevado nuestro arte a todos los rincones del planeta, sino también en lo personal. Paco ha sido todo un ejemplo de seriedad, compromiso, clase, elegancia y saber estar. Su manera de expresarse y de estar creo que ha hecho mucho bien a la imagen del flamenco en el mundo».

Gómez: «Ha sido un ejemplo de seriedad, compromiso, clase, elegancia y saber estar. Ha hecho mucho bien a la imagen del flamenco en el mundo»

Foto Paco y Cañizares: Mariko Ogura.

Foto Paco y Paco Cepero: Archivo Paco Cepero.

Foto Paco, Julio Iglesias, Pepe de Lucía, Tomatito, Potito y José Carlos Gómez: Versión inglesa de la Revista Hola.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.