‘¡Qué grande fuiste Juan Breva!’, una biografía fascinante

Escribo estas palabras para proclamar la calidad del libro ‘¡Qué grande fuiste
Juan Breva!’, de Rafael Chaves Arcos, con el propósito de recomendar su lectura en la
convicción de que cautivará el interés del lector y le despertará no pocas emociones y
complicidades en esta pasión que es el flamenco. Es de justicia el reconocimiento de
quien engrandece la cultura de un pueblo. Vuelen los cantes, perviva la memoria,
conozcan al cantaor legendario Antonio Ortega Escalona.

Cuando mi amigo Francisco Reina me prestó este libro, yo no tenía referencias
de Rafael Chaves Arcos, su autor, y sólo algunos apuntes en mi memoria sobre el
cantaor veleño Juan Breva, su protagonista. Se trataba de un préstamo porque el libro
viene dedicado por el autor con la sugerencia de “que lo disfrutes” y mi amigo Francisco Reina ha querido compartir conmigo su satisfacción.

El título ‘¡Qué grande fuiste Juan Breva!’ es acertadísimo. Tomado del último
verso del cante de Miguel Chicano Lagos, se trata de un verso octosílabo y se expresa
en una admiración entre exclamaciones. Menuda conmoción. En este título se cumple
ya la función apelativa y la necesidad de definir el contenido, que aquí no es otra cosa
que la de divulgar la grandeza de la figura mítica de Antonio Ortega Escalona, más
conocido con su nombre artístico de Juan Breva. Además se advierte el vocativo que
crea una personificación y que funciona como invocación inequívoca.

Es el Ayuntamiento de Vélez-Málaga quien hace la publicación de la obra y resulta preciso expresar el reconocimiento a este Consistorio, porque no todas las instituciones dedican el presupuesto (decoroso, necesario o ineludible) que requiere la difusión cultural. Publicada con motivo del centenario de la muerte del cantaor, esta obra tiene como propósito la transmisión y la proyección del admirable artista que fue
Juan Breva, mediante la narración  pormenorizada de una biografía fascinante que se inicia en los orígenes humildes de una familia de campesinos, se desarrolla en unos
tiempos inciertos y se manifiesta como un fenómeno natural con una voz en un cante
que conmovía a quien lo escuchaba (incluido el propio rey Alfonso XII).

Rafael Chaves dedica su libro a la memoria de Miguel Berjillos Gálvez, autor de
la primera obra que se escribió sobre el cantaor veleño con el título de ‘Vida de Juan
Breva’ (1976). No he podido dejar de investigar sobre Miguel Berjillos y he descubierto
a otro formidable personaje, un quijote sin duda que supo nadar contra corriente. Acuda
el lector a la web que cito al final para reparar en la talla humana de este zapatero y
biógrafo admirable. También ha acertado aquí Rafael Chaves.

Pero volvamos al libro que ahora tenemos entre las manos, ‘¡Qué grande fuiste
Juan Breva!’. Estimo que va más allá de las primeras intenciones de su autor porque el
relato de esta biografía entrañable permite a Rafael Chaves hacer toda una historia del
flamenco de la segunda mitad del siglo XIX y los primeros años del siglo XX; aquí
aparecen las figuras legendarias, los pioneros irrepetibles: Silverio Franconetti, Trinidad
Navarro ‘La Trini’, Don Antonio Chacón, El Niño de las Marianas, La Niña de los
Peines, el Loco Mateo, Francisco Lema ‘Fosforito’, sin olvidar a guitarristas como
Paco de Lucena o bailaoras como la jerezana Juana La Macarrona… y largo etcétera.

Créanme que, cuando al principio reparé en las 652 páginas del libro, me parecieron no pocas, pero que, cuando lo he leído, me han parecido no muchas. Rafael Chaves ha realizado un trabajo excelente, de recopilación, de investigación, de valoración, de difusión y de proclamación del cantaor Juan Breva. El libro se estructura en dos partes: la primera es ‘Vida. Trayectoria artística’, precioso retrato no sólo del cantaor, sino de la entrañable y generosa persona que era el artista. La segunda parte es
la ‘Obra. Cantes flamencos de Antonio Ortega Escalona’, un exhaustivo trabajo de
búsqueda (periódicos y revistas), de cotejo y de recopilación al que habrán de acudir
obligatoriamente todos los que quieran referirse en el futuro a esta época vital e histórica de Juan Breva.

Acertada estructura que hace más fluida y amena la biografía. Qué curioso que
coincida en una misma persona ese prodigio de voz, esa destreza para la guitarra y esa
facilidad versificadora para la composición de unas letras en las que el verso octosílabo
en su esencia más popular se reviste de un lirismo conmovedor. El libro se nos llena de
anécdotas donde descubrimos la humanidad generosa de Juan Breva y su respeto
escrupuloso a sus compañeros que compartieron cartel.

A Juan Breva se le había dado por muerto por la prensa en dos ocasiones (en octubre de 1885 y en 1913). Rafael Chaves narra la serie de vicisitudes que le tocó vivir al cantaor: damnificado por el terremoto de 1884 (fuente del biógrafo Gonzalo Rojo), testigo de un crimen, atropellado por un tranvía, se le mueren dos de sus hijos (José y Antonio), queda viudo hacia 1914 y sufre algún tipo de diabetes; lo peor es una ceguera creciente en sus últimos años de vida. Acuciado por la enfermedad y por la estrechez económica, el cantaor viene a vivir a la casa de su hijo Francisco, en el
número 5 de la calle Canasteros de Málaga, donde muere el día 8 de junio de 1918.

Con qué placer se lee este libro que recomendamos, con qué plausible cuidado
filológico se edita; son de agradecer los apéndices que corroboran su intención
divulgativa y didáctica; desde luego complacen al lector la relación de las grabaciones de cantes de Juan Breva, la nómina alfabética y los datos biográficos de artistas flamencos que se citan, la relación de publicaciones en prensa consultadas y la bibliografía a la que se remite como corresponde a una obra que se precie.
Ya lo hemos sugerido, esta obra cumple con creces la intención de ensalzar y perpetuar la memoria del cantaor de Vélez: está profusamente documentada, escrita con
muy buen estilo, publicada con esmero e ilustrada con acierto; así pues, léanla con
gratitud y disfrútenla como mi amigo Francisco Reina y como yo mismo.

Información sobre Miguel Berjillos Gálvez:

https://arcangelbedmar.com/2014/07/25/nuevas-historias-de-la-represion-franquista-en-lucena/

(1) Salvador Jordán Gómez es Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de
Granada, profesor de Lengua y Literatura y autor del libro ‘Los textos y sus comentarios’. Granada. Port-Royal Ediciones (1998-2000) y de otras publicaciones y colaboraciones.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *