Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Actulizado 9:44 PM UTC, Sep 25, 2022

Gregorio Valderrama: «El flamenco es un invento del teatro»

«El flamenco es un invento del teatro», espeta Gregorio Valderrama, cantaor e investigador flamenco, que acaba de publicar ‘Adiós Granada. El Concurso de Cante Jondo (1922)’ (La Droguería Music, 2021). Con tal motivo, Francisco Reina, director de Pellizco Flamenco, y Mariló Sánchez, presentadora de El Patio de Fuengirola, lo entrevistan en Fuengirola TV.

Manuel de Falla, uno de los promotores del Concurso de Granada, aducia como uno de los motivos para organizarlo que se estaba perdiendo o se había perdido el cante primitivo andaluz, genuino, auténtico… Es un pensamiento recurrente desde los orígenes más remotos del flamenco, ya en tiempos de El Planeta, hasta la actualidad. ¿Algún día se acabará este pensamiento?

Ese pensamiento nunca se va a acabar porque parte de un supuesto que nunca sucedió. El flamenco siempre tendrá un ideal fundamentado en algo antiguo, pero es algo que realmente nunca sucedió. El flamenco surge a partir de un fenómeno histórico que se da en el teatro, fundamentalmente estético y teatral, y ya ahí nace con un fundamento de pasado. Es que ya entonces sí que era bonito, auténtico… A partir de ahí por mucho que busquemos el escenario del flamenco no lo vamos a encontrar en la calle como real sino en un escenario con unos artistas con nombres y apellidos.

Gregorio Valderrama

«Los arquitectos de todo el fenómeno flamenco son músicos, autores de teatro, coreógrafos…»

La documentación a la que accedemos y de la que disponemos nos confirma cada vez más eso. El flamenco es un personaje de teatro, surge a lo mejor de cuatro ideales que se han visto en la calle, pero los arquitectos de todo el fenómeno flamenco son músicos, autores de teatro, coreógrafos… Los primeros artistas, has hablado de El Planeta, que era un profesional, que ejerció de cantaor profesional en el teatro en 1820, hermano del famoso bolero Luis Alonso, el de ‘Las bodas de Luis Alonso’, también profesional. Estos señores hacían sus coreografías y sus bailes como profesionales, como han podido ser después Antonio El Bailarín, Manolo Caracol o Antonio Mairena, profesionales. Con un fundamento de la calle, pues sí, todo tiene un origen, un punto de partida en algo que vemos en la calle, pero luego quien confecciona el plato, quién decora definitivamente el escenario son profesionales. En ese ambiente, el epicentro de todo gravita en una figura importantísima de finales del siglo XVIII que era Juan Ignacio González del Castillo, que es el que empieza a inventarse las escenas graciosas de los andaluces, muy simpáticos, y en el trato con la gitanería, graciosísima… Y ahí aparece el personaje gracioso y divertido del cantaor flamenco, achulado, del concepto estético que se lleva al teatro. Y los artistas profesionales lo único que hacen es representar lo que el otro ha escrito. Por eso digo que el flamenco es un invento del teatro y cuando lo queremos buscar en la calle, no lo encontramos, ni nosotros ni en 1830 ó 1840, cuando los extranjeros venían buscando algo que no existía y que sólo existía en el teatro. El teatro lo que hizo fue recoger esa demanda, esa necesidad, ese interés que había por aquello, escenificarlo y generar todo el ambiente del género andaluz.

La entrevista completa está disponible en el siguiente vídeo.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.