Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Actulizado 11:09 AM UTC, Dec 4, 2021

‘El maleficio de la mariposa’ del Ballet Flamenco no te dejará indiferente

‘El maleficio de la mariposa. Mujeres, danzas y bailes en tiempos de Federico García Lorca‘. Ballet Flamenco de Andalucía. Dirección artística y baile: Úrsula López. Dirección musical: Alfredo Lagos. Coordinación musical y saxo: Juan Jiménez. Piano: Pepe Fernández. Percusión: Antonio Moreno. Repetidor: Alejandro Molinero. Solista: Isaac Tovar. Baile: Julia Acosta, Ana Almagro, Andrea Antó, Gloria Del Rosario, Lidia Gómez, Águeda Saavedra, Lorena Franco, Manuel Jiménez, Antonio López, Federico Núñez e Iván Orellana. Cante: Sebastián Cruz y Vicente Gelo. Guitarra: Juanma Torres y Pau Vallet. Percusión: Raul Domínguez Botella. Lugar: Teatro del Generalife de Granada. Día: Sábado, 24 de julio de 2021. Aforo: 700 personas (máximo permitido).

Del 20 de julio al 21 de agosto de los corrientes se celebra la XX edición del programa Lorca y Granada en los Jardines del Generalife. Asistimos a una nueva propuesta de inspiración lorquiana en la función del sábado 24 de julio. Eran las 22.00 horas, noche fresca y cerrada en el imponente marco que siempre ofrece este teatro-jardín entre cipreses, cuando dio comienzo el evento dancístico-musical.

El maleficio de la mariposa

Habíamos hecho los deberes leyendo previamente ‘El maleficio de la mariposa’, primera obra teatral de Federico García Lorca, que fuera estrenada el 22 de marzo de 1920 en el Teatro Eslava de Madrid. Quizás no fue una buena idea, porque esperábamos ver curianas, curianitas y alacranes en una estética negra y brillante, con amores no correspondidos. Sin embargo todo fue muy blanco. La mariposa era blanca pero las cucarachas no eran negras. Aún así, el espectáculo muestra hermosas estampas que evocan el universo lorquiano y las danzas de la época, bajo un prisma de una atrevida vanguardia.

El maleficio de la mariposa

Interesantes y novedosas resultan también las versiones musicales de ‘la mosca’, los fandangos o ‘la cachucha’ del inicio, o de un garrotín extraño pero hermoso a la vez, quizás por lo poco habitual de escuchar instrumentos de viento en el flamenco. No menos extraños resultan los fragmentos de una peculiar ‘danza del fuego’ donde la mariposa se debate entre la vida y la muerte.

El maleficio de la mariposa

El baile fue una simbiosis de estilos del siglo XX, XXI y si me apuran del XXII. Hay clásico español, flamenco y contemporáneo, con un gran manejo de las castañuelas, lo cual es de agradecer en aras a la difusión y preservación de este curioso instrumento de percusión.

Cuatro mujeres y un hombre (estilo Liñán) bailan con bata de cola por alegrías. El hombre vestido de mujer baila la no música, el silencio que rompe el sonido de su respiración y su batida en retirada ante un entusiasta aplauso del público.

El maleficio de la mariposa

Úrsula López deleita por seguiriyas; descalza, sentada en un banco muestra su versión más clásica para calzarse sus tacones allí mismo y terminar flamenca. Un taranto que parece empezar por rondeña sirve de colofón al baile. La bailaora se encarga también del cante. Baila con tanto genio que difícilmente puede alcanzar el tono del palo, por la exigencia física de sus lances.

El maleficio de la mariposa

En definitiva, ‘El maleficio de la mariposa‘ es un espectáculo que vale la pena ver, por ser una propuesta que aúna tradición y vanguardia y que no va a dejar a nadie indiferente. Luego habrá tantos gustos como colores.

El maleficio de la mariposa
El maleficio de la mariposa

Fotos: Pepe Torres

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.