Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Amparo Heredia: “Todavía no me lo creo”

Amparo Heredia La Repompilla, cantaora malagueña afincada en Granada, sobrina de la mítica Repompa de Málaga, ganó el pasado 7 de agosto la prestigiosa Lámpara Minera en el Festival del Cante de Las Minas de La Unión. Con tal motivo, Francisco Reina, director de la Revista Pellizco Flamenco, y Mariló Sánchez, presentadora de ‘El Patio de Fuengirola’, la entrevistan en Fuengirola TV.

¿Qué se siente al conseguir uno de los premios más prestigiosos que se puede ganar en el flamenco?

Una alegría inmensa, la mayor satisfacción que se puede llevar una cantaora o un cantaor de llevarse el máximo galardón que este arte tiene. Estoy muy contenta.

“Vengo de otra escuela. Toda mi vida he cantado para bailar y me he tenido que preparar muchísimo”

Después de ganar la Lámpara, comentaste que vienes de otra escuela, por lo que te has tenido que preparar a conciencia.

Sí, vengo de otra escuela. Toda mi vida he cantado para bailar, en lo que llamamos el cante patrás’ y me he tenido que preparar muchísimo. Llevo años preparándome para esto y ya por fin todo esfuerzo tiene su recompensa.

Amparo Heredia

“El guitarrista me miraba con lo ojos muy abiertos, como diciendo: “Que te la has llevado”. Y yo no me lo creía”

¿Cómo fue la fase previa y tener que enfrentarte a un jurado después de llevar tantos años de carrera?

Si te digo la verdad, no me di ni cuenta, porque me presenté después de un año de pandemia, de estar prácticamente todo el mundo parado. Entre el trabajo, esto y aquello, se me ha pasado y yo todavía estoy en una nube. Cuando me llamaron para decirme que había pasado a la semifinal, estaba tan agobiada de trabajo que no reaccionaba. Y cuando me dijeron que había pasado a la final, pues exactamente igual. Estaba muy cansada porque había hecho varias galas seguidas. Y cuando me dijeron que había ganado, hasta el último momento… Mi compañero me miraba con una cara, diciendo: “Te la has llevado”. Se quedó como traspuesto y yo estaba normal, diciendo: “Gloria a Dios. Nos hemos llevado dos premios y estamos felices”. Porque siempre que me he presentado a los concursos sé que esto es un concurso, aunque sea el mayor concurso que hay a nivel internacional, pero no deja de ser un concurso y sé a lo que voy. Puedo ir a perder o a ganar. Yo iba muy feliz y el guitarrista me miraba con lo ojos muy abiertos, como diciendo: “Que te la has llevado”. Y yo, hasta que no escuché mi nombre, no me lo creía. Estuve a punto de decirle a mi compañero: “Sube tú por el premio que yo no puedo”. Me temblaban las piernas. Y todavía estoy que no me lo creo.

La entrevista completa está disponible en el siguiente vídeo.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.