Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Actulizado 7:18 PM UTC, Jan 15, 2022

Morenito Hijo, el cante viejo de un cantaor joven con personalidad

Día del Socio del Centro Cultural Flamenco La Malagueña. Cante: Morenito Hijo. Guitarra: Ismael Rueda. Presenta: Antonio Medina. Lugar: Centro Cultural Flamenco La Malagueña de Málaga. Día: Sábado, 27 de noviembre de 2021. Aforo: Lleno.

En un ambiente de sana convivencia, propiciado por los buenos aficionados de La Malagueña, se desarrolló este Día del Socio. Además del cante y la guitarra, no faltaron la gastronomía, la poesía y un merecido reconocimiento a algunos de los socios que hacen esto posible: las mujeres que preparan la comida, Pepe Campos, Antonio Medina

Precisamente, Antonio realiza la presentación del acto y, a continuación, cede la palabra a Pepe Espejo, que va a recitar un sentido poema de un gran aficionado, José Luis del Barco, dedicado al arte flamenco: «¿Qué música entre las músicas// penetra los sentimientos// rompe las entretelas// y hace que tiemble el pecho?// Está hecha de dolores// es la voz rota del pueblo// y reúne en armonía// rancios y profundos ecos…»

Al son de los acordes de Ismael Rueda hace su aparición Morenito Hijo, para interpretar una impresionante zambra dedicada a Manolo Caracol, escrita por el padre del cantaor, Morenito de Íllora: «Quejíos gitanos// salen de tu garganta,// desde que te fuiste// nos partiste el alma.// Y en mi corazón// llevo tós tus cantes// y quien sea flamenco// no podrá olvidarte…» Morenito, con temple, ejecuta esta zambra que los aficionados acogen con un impecable silencio. Desde ese momento, se crea una magia cómplice entre cantaor y público que perdurará toda la tarde.

Las alegrías de Cádiz llegan con su arte y compás. Le sigue una sentida bulería por soleá y una seguiriya que cantara Mairena en su día. Se luce Ismael Rueda con un toque refinado y, a la vez, contundente, ¡qué bien acompaña al cante! Y qué bien suena la voz de José cuando canta: «Yo nunca había pensao’// en aborrecerte// pero siguiendo por ese camino// te aborrezco a muerte…// Dejadme que yo quiero llorar// porque se ha muerto mi pare de mi arma// y no lo veo más…»

La seguiriya va a dar paso a un cante más festivo, por bulerías, y nos conduce hasta el final de la actuación por fandangos. El público, en pie, saluda a los artistas con una sonora ovación. En La Malagueña, se ha podido vivir lo que un crítico madrileño escribió sobre Morenito Hijo: “Canta con honestidad, como cantan los maestros antiguos, pero con un estilo propio”. En verdad, el toque de Ismael, aliado con la voz y el sentimiento que José imprime a sus cantes conmueve al alma.

Llega el momento de la entrega de distinciones, a la que aludimos al comienzo de esta reseña. Y entramos en una segunda parte, en la que van a intervenir varios artistas: El Puntilla, cantaor alhaurino, lo hace con unos bien interpretados fandangos. Le siguen por bulerías José El Gallo y El Chato de Málaga, con el arte y la pasión que siempre imprimen. Están acompañados por la guitarra de Antonio Soto y las palmas de Quico de Tiriri. Y por último, las alumnas de la escuela de cante de esta peña regalaron a los presentes un popurrí navideño, acompañadas por su maestra Paqui Corpas. Ésta, a modo de fin de fiesta, mostró su flamencura con unas bulerías.
¡Qué gran tarde de flamenco en La Malagueña!

Texto: Antonio Gavilán y Pepe Espejo.

Fotos: Socios del Centro Cultural Flamenco La Malagueña.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.