Ayúdame a tenerte informado

Actulizado 2:17 AM UTC, Jun 18, 2024

Noche de flamenco vivo y poesía a corazón abierto en la Peña Sierra Blanca

‘Flamenco y poesía. Una mirada a los años 70’. Cante y violín: Linabel. Guitarra:Ismael Rueda y Pepe Fernández Guerra. Palmas: Luisa Chicano e Isabel Fernández. Comentarios: Pepe Fernández Guerra. Lugar: Peña Sierra Blanca de Marbella (Málaga). Día: Viernes, 21 de abril de 2023. Aforo: Lleno.

La noche del viernes 21 de abril, varios buenos amigos y yo, socios de la Peña Unión del Cante de Fuengirola-Mijas, nos decidimos a asistir a la Peña Sierra Blanca de Marbella, para disfrutar de un flamenco puro y muy fresco a la vez.

Me sorprendió que la cantaora, siendo tan joven, tuviera tanta experiencia en música y canto, duda que resolví después de la actuación al departir unas palabras con ella. Linabel ha cursado los estudios de violín y canto en el Conservatorio de Málaga, y actualmente da clases de ambas disciplinas en Málaga y Antequera. Confiesa que su amor al flamenco le viene desde muy pequeña, ya que sus padres se dedicaban al mundo de la actuación, y tanto en su casa como en las reuniones familiares se disfrutaba del buen flamenco, cante y baile.

El promotor de este gran espectáculo es mi buen amigo y gran aficionado Pepe Fernández Guerra, Pepe el médico, como lo conocemos cariñosamente todos los que nos gusta el flamenco, a iniciativa de la Peña Sierra Blanca, de la cual es socio. Él ha querido plasmar la poesía mirando al flamenco de los años 70, época dorada para grandes innovadores como Camarón, Morente o Lole y Manuel, que quisieron homenajear a poetas de la talla de Lorca, Antonio Machado, Miguel Hernández, Fernando Villalón, Juan Manuel Flores o Pedro Rivera Cross.

Pues dicho y hecho, me encuentro a la cantaora arropada por un buen guitarrista, qué mejor representante de la zona que Ismael Rueda, quien se inició en el toque con apenas once años, siendo actualmente un gran profesional que imparte clases de guitarra en diversos lugares, entre ellos el Conservatorio de Danza de Sevilla. En el ratito que compartí con él me pareció un músico muy humilde y cercano.

No faltaron las palmas, primordial para los cantes que se ejecutaron, en su mayoría de compás. Para ello contaron con la colaboración de la gran bailaora Luisa Chicano y de una cantaora de la localidad, Isabel Fernández, con palmas magistrales. Los comentarios corrieron a cargo de nuestro gran amigo y aficionado Pepe Fernández.

Comienza la actuación: Romance del Amargo, soleá por bulerías que grabó Camarón en el año 79 en el disco ‘La leyenda del tiempo’. Linabel, en plena inspiración, nos entrega su corazón, con una afinación y compás perfectos, auto acompañándose en algunos momentos con su inseparable violín, que también tocó en el resto de las piezas.

Continúan con Bahía de Cádiz, del mismo disco del gran José Monje Cruz. En estas alegrías para baile personalísimas que nos dejó el genio de San Fernando, la cantaora, prestando mucha atención al compás, las resuelve con soltura y armonía, incluyendo escobillas al violín, transportándonos al Vaporcito de la Bahía.

Llegan dos estilos de peteneras, que ejecutaba la gran Pastora Pavón, La Niña de los Peines. Linabel interpreta dos letras tituladas Aceituneros, que en su día grabó el añorado Morente, en 1971, en México, ya que en España no lo permitió la censura. Siendo la petenera un cante libre difícil de ejecutar, gracias al acompañamiento magistral de Ismael Rueda, Linabel los resuelve satisfactoriamente.

En los tangos de Morente, La Estrella, creación del maestro, la protagonista me recuerda, por momentos, a otra jovencísima gran cantaora, Reyes Carrasco, sin perder la esencia morentiana.

A continuación, Yo escucho los cantos, bulería del maestro granadino, con letra del poeta Antonio Machado en su disco ‘Despegando’. Gracias a la experiencia de Luisa e Isabel a las palmas, y a la guitarra de un grande como Ismael, Linabel se viene arriba y entre el calor de sus compañeros y el respetable resuelve muy bien.

El pez más viejo del Río, poema de Miguel Hernández, fue escogido por Camarón para su disco ‘Soy gitano’ en el año 89, haciendo unos magníficos fandangos del Gloria con la guitarra de Vicente Amigo, en aires de Huelva. En este caso, la gran Linabel se los lleva a unos cantes de Málaga, haciendo primero la malagueña del Canario (en mi opinión un poquito personalizada) y después dos rondeñas (cantes abandolaos). Y al llegar a la bravía, la interpreta de pie, sin micrófono, consiguiendo un efusivo aplauso por parte del respetable.

Llegan unos tangos de Lole y Manuel, Tangos del Almendro, donde Linabel demuestra debilidad absoluta por estos artistas, fenómenos que revolucionaron en su día el flamenco; por momentos, la intérprete evoca en estos tangos aires de Granada, haciendo en equipo una magnífica actuación.

Y por último, Con hojas de menta, bulería muy famosa que nos regalaron Lole Montoya y Manuel Molina, tema que también interpretó el Camarón en muchos de sus directos. Aquí, nuestra jovencísima Linabel, con el apoyo de su gran equipo, se vuelve a crecer haciendo una magnífica interpretación.

Finalmente, con el respetable de pie en un efusivo aplauso, solicitando otra y otra, el gran equipo que formaron estos artistas dio su pataíta por bulerías, con cantecito incluido, siendo del agrado del público. En definitiva, noche de flamenco vivo, a corazón abierto.

Fotos: Juan Recio.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.