Estrella Morente encandiló a Málaga

Presentación del disco ‘Copla’. Cante: Estrella Morente. Guitarra: Montoyita y José Carbonell ‘El Monty’. Cante y palmas: Ángel Gabarre y Antonio Carbonell. Percusión: Pedro Gabarre ‘El Popo’. Banda Municipal de Coria del Río. Lugar: Teatro Cervantes de Málaga. Día: Martes, 26 de marzo de 2019. Aforo: Lleno.

La gira de presentación de su nuevo disco, ‘Copla’, recalaba en Málaga, tras arrancar el 3 de marzo en Barcelona, y Estrella Morente encandiló al público que abarrotaba el Teatro Cervantes de Málaga, que disfrutó de lo lindo y acabó enhiesto y brindándole una calurosa ovación.

Se trata de un proyecto concebido junto a su padre, el añorado Enrique Morente, que vio la luz el pasado 22 de febrero y en el que la cantaora granadina sigue la estela de otro de los primeros espadas del flamenco actual, Miguel Poveda, al grabar un disco íntegramente de copla. A buen seguro que, como ocurriera con el exitoso ‘Coplas del querer’ del cantaor catalán, este álbum marcará un hito entre las grabaciones del genero registradas por intérpretes flamencos.

La inconfundible voz en off del actor Juan Diego sirve como presentación del recital: “No es el baúl de los recuerdos (…) es palabra encarnada en la voz de Estrella. Que suene la copla”. Estrella Morente luce una espectacular bata de cola azul y un colorido abanico. Arropada por la Banda Municipal de Coria del Río, abre el fuego con Madrina, pieza de Quintero, León y Quiroga, pellizcando con su bella voz.

Prosigue desgranando los clásicos de la copla que componen su disco: Antonio Vargas Heredia, Rocío (con su quejío flamenco particular), La niña de Puerta Oscura, Amante de abril y mayo… Mueve el abanico y se contonea con donaire y elegancia.

La Banda Municipal de Coria interpreta un popurrí instrumental mientras se suceden imágenes de fondo de grandes intérpretes del género, como Concha Piquer, Miguel de Molina, Lola Flores, Rafael Farina, Antonio Molina, Rocío Jurado, Carmen Sevilla, Isabel Pantoja…

Morente reaparece desde el fondo del escenario, con una bata de cola blanca, para arrostrar El día que nací yo y Triniá, en la que espeta un “¡eh!” muy taurino.

Con Miedo cosecha un ole coral del respetable y tras Yo soy esa, da paso a la parte flamenca del concierto.

Antonio Carbonell y Ángel Gabarre cantan copla por bulerías con pellizco mientras marcan el compás con los nudillos junto a Pedro Gabarre ‘El Popo’, pataíta de arte de éste incluida. La magia y el duende del flamenco con lo mínimo. Vuelve Estrella Morente marcando el compás sobre una mesa a modo de cajón, antes de interpretar Los cuatro muleros con las guitarras de Montoyita y su hijo José Carbonell ‘El Monty’ y, cómo no, tangos de su tierra natal y también de su tierra de adopción, de La Repompa. Momento álgido.

La Banda le concede un respiro con una nueva pieza instrumental con imágenes de Lorca y Falla, promotores del mítico Concurso de Cante Jondo de Granada de 1922, de fondo. Rentrée de la granadina, ataviada con bata de cola negra, evocando a Lola Flores y su Ay, pena penita!

En la recta final, interpretaría el single del nuevo trabajo, Soledad, y Suspiros de España, que sonó bellísima en su voz.

Terminó con el público enhiesto, rendido a sus pies, y le brindó un bis, Madrina. Espectacular. Apoteósica.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *