Ayúdame a tenerte informado

Actulizado 4:25 PM UTC, Dec 1, 2022

El legado de Jorge Pardo es ser uno mismo

36 Festival Internacional de Jazz de Málaga. Saxo y flauta: Jorge Pardo. Bajo: Carles Benavent. Guitarra: Juan José Suarez Paquete y Daniel Casares. Percusiones: Rubem Dantas. Armónica: Antonio Serrano. Batería: Tino Di Geraldo. Contrabajo: Francis Posé. Lugar: Teatro Cervantes de Málaga.
Día: Domingo, 6 de noviembre de 2022. Aforo: Lleno.

Fantástico concierto de jazz flamenco bajo la batuta del maestro Jorge Pardo. A sus órdenes músicos de talla mundial como Carles Benavent, Tino Di Geraldo, Rubem Dantas... se dieron cita en el Teatro Cervantes por el 50 aniversario sobre las
tablas del maestro, que deleitó a los presentes con sus propios temas y colaboraciones en otros discos bajo el lema de ‘El Legado’.

Y sobre ese legado giró todo el concierto, haciendo alusión a grandes de la música, como Camarón, Paco de Lucía y Chick Corea, con quienes trabajaron muchos de los músicos invitados. Las palabras que dejó sobre el escenario fueron brillantes sobre el espectáculo: «Lo que nos han dejado los grandes artistas de legado es que nos atrevamos a ser nosotros mismos. Ése es mi legado, ser uno mismo».

El concierto directamente se convirtió en una jam session de jazz flamenco, donde se expone un tema principal y luego las improvisaciones de los distintos músicos sobre una rueda armónica con fraseos ilimitados, diálogos entre músicos etc.

Ver dichas intenciones con tanta riqueza armónica, tanta riqueza melódica, tanta riqueza rítmica fue un gran concierto también de aprendizaje para los que estamos en el camino (el que suscribe es pianista).

Hay que destacar a Antonio Serrano, que ha dignificado un instrumento como la armónica, desconocida para muchos, llevándola a su máximo esplendor, con fraseos tanto melódicos como rítmicos especialmente sutiles y muy bonitos.

También hay que citar a Carles Benavent, el inventor del bajo flamenco, que con sus innumerables fraseos hace que todo fluya.

Paquete tiene una forma muy especial de ver la armonía, porque encuentra caminos y colores armónicos diferentes a cualquier guitarrista.

Daniel Casares tocó un solo. El guitarrista esteponero tiene una forma de interpretar a la altura de muy pocos en ejecución, limpieza y armonización.

Francis Posé me despertó la curiosidad por el contrabajo con su forma de frasear, porque es un instrumento como el bajo que no se aprecia de primeras, pero te das cuentas que es importantísimo.

Tino Di Geraldo es un maestro ‘relojero’. No se le fue ni una en todo el concierto. Rubem Dantas es el primer cajonero flamenco que vino a España de la mano de Paco de Lucía.

Y por supuesto Jorge Pardo, que tiene el don de cantar con el instrumento. Se pasó muchos de los temas cantando letras cortas de Camarón en su instrumento.

Fue uno de los conciertos de jazz flamenco donde los genios fueron ellos mismos, se dejaron llevar y provocaron el deleite de los espectadores. Muy completo a nivel armónico, rítmico y melódico. El legado es ser uno mismo.

Fotos: Amparo García / Teatro Cervantes

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.