Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Adrián Santana y su cuadro, brillante colofón a la XVII Aula de Flamenco de Málaga

XVII Aula de Flamenco de Málaga. Adrián Santana y su cuadro. Baile: Adrián Santana, Lucía Álvarez La Piñona y María Jurado. Guitarra: Francisco Vinuesa. Cante: Antonio Luque Canito y José Manuel Fernández. Lugar: Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia de Málaga. Día: Lunes, 30 de noviembre de 2020. Aforo: Lleno.

La actuación del pasado lunes a cargo de Adrián Santana y su cuadro ha sido el brillante colofón a la XVII edición del Aula Municipal de Flamenco, organizada por el Área de Fiestas del Ayuntamiento de Málaga, con la colaboración de la Diputación Provincial.

Adrián Santana y su cuadro

Presenta el acto Manuel Fernández Maldonado, quien destacó que, a pesar de la pandemia, se han podido celebrar las ocho actuaciones previstas. Una de las premisas ha sido el propósito de promocionar a los artistas de Málaga. También anunció que este ciclo va a tener continuidad el año próximo.

Adrián Santana es un bailaor malagueño que comenzó su formación a los nueve años con su tío abuelo, el gran Pepito Vargas, quien lo ha marcado y es su referente artístico. Tras pasar por el Conservatorio Profesional de Danza de Málaga, forma parte de diversas compañías de danza, como las de Manuel Liñán, Aída Gómez o Rocío Molina.

Santana ha actuado en numerosos tablaos de Madrid y diversas ciudades de España, así
como en la Bienal de Sevilla, Festival Flamenco de Londres, Nueva York, Japón o en la Acrópolis de Atenas, por citar algunos lugares. Como docente, ha impartido cursos en EEUU, Japón, Singapur, Hong Kong, Taiwán, Israel, Rusia o Italia. Son tres las producciones en las que el bailaor ha ejercido como director y coreógrafo: ‘Siempre me pasa lo mismo’; ‘Simbiosis’; y ‘Las cuatro esquinas de El Perchel’, con el que clausuró la pasada Bienal de Málaga.

Comienza el espectáculo. El sonido de la guitarra capta nuestra atención ya con los primeros acordes. Aparece Adrián, escoltado por las dos bailaoras, zapateando por tangos.

Le sigue un solo magistral de guitarra de Francisco Vinuesa por granaínas. Silencio absoluto entre el público. “A Cai no le llaman Cai, le llaman relicario// porque tiene de patrona, a la Virgen del Rosario”. La bailaora malagueña María Jurado se arranca por cantiñas y exhibe su fuerza y temperamento. Esta bailaora muestra una perfecta armonía entre su danza, la guitarra y la voz de los cantaores, transmitiendo sentimiento y emoción.

A continuación, suena una soleá por bulerías y en el escenario aparece Lucía Álvarez La Piñona, que se marca un baile espectacular. ¡Qué porte! Esta bailaora, natural de Jimena de la Frontera (Cádiz) y residente en Sevilla, tiene una categoría excepcional, no en vano ha obtenido numerosos reconocimientos, entre los que se podría destacar el Premio Desplante del 51 Festival Internacional de Cante de Las Minas de La Unión. Además, ha sido primera bailaora del Ballet Flamenco de Andalucía.

Para cerrar el espectáculo, Adrián Santana obsequia al respetable con una imponente soleá, en la que el ritmo de sus castañuelas acompaña al taconeo y movimiento de su cuerpo de un modo admirable.
Viendo este despliegue de arte no es de extrañar el gran cartel que Adrián tiene en Madrid, los numerosos premios que atesora y que haya recorrido el mundo dejando una gran estela con ese estilo tan personal que atesora.

La actuación fue una auténtica exhibición de un bailaor y dos bailaoras de bandera, perfectamente arropados por las voces de dos buenos cantaores
de acompañamiento y un gran guitarrista. Buen sabor de boca a la espera de la próxima edición del Aula de Flamenco.

Fotos: Laura di Benigno (Universo Flamenco)

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *