Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Rocío Molina, luna que riela

Ciclo Terral 2021. ‘Trilogía sobre la guitarra. Al fondo riela (Lo otro del Uno)‘. Baile: Rocío Molina. Guitarra: Eduardo Trassierra y Yerai Cortés. Lugar: Teatro Cervantes de Málaga. Día: Sábado, 31 de julio de 2021. Aforo: Lleno.

“La luna en el mar riela,// en la lona gime el viento// y alza en blando movimiento// olas de plata y azul”. Espronceda, en La canción del pirata, nos trae un canto a la libertad. ¿Qué pretende Rocío Molina en esta segunda parte de su trilogía sobre la guitarra? Si la luna produce un reflejo luminoso que se mueve temblando sobre el agua en movimiento, la bailaora (¿o hay que hablar de bailarina?) riela sobre el escenario, donde su cuerpo se expresa de forma natural, con sus movimientos ora pausados, ora agitados, de brazos, pies, cabeza… todo en ella es expresión corporal.

Riela

Rocío ha acuñado un lenguaje propio, valiente, basado en un flamenco que respeta sus esencias, pero que se abraza a las vanguardias. En ella confluye la perfección técnica y el poderoso deseo de innovar, de investigar. “Yo no busco; yo encuentro” dijo el genio Picasso. ¿Y Rocío Molina, busca o encuentra? En 2010, cuando contaba con veintiséis años, recibió el Premio Nacional de Danza, concedido por el Ministerio de Cultura, en reconocimiento a “su aportación a la renovación del arte flamenco y su versatilidad y fuerza como intérprete capaz de manejar con libertad y valentía los más diversos registros”. Todos los caminos en su baile están abiertos.

Riela
Málaga (España) 31/07/2021 Puesta en escena del espectáculo de danza “Al fondo riela (Lo otro del Uno)” de la bailaora de flamenco Rocío Molina en el Teatro Cervantes y dentro del festival Terral 2021. Foto: Daniel Pérez / Teatro Cervantes

En este montaje se encuentra con dos buenos guitarristas que, además, son compositores. El sevillano Eduardo Trassierra está detrás de la música de varios espectáculos de esta bailaora, al menos desde 2011. Y el alicantino Yerai Cortés domina la sonanta, la percusión y el piano, además de componer. El dominio técnico, el sentido rítmico y la capacidad creativa de ambos son deslumbrantes. ¡Qué buen cóctel unir a estos tres artistas!

Riela

Todo comienza con un solo de guitarra de Trassierra, trémolo por zorongo. Aparece Molina por el centro del escenario, su sombra se proyecta por duplicado sobre el telón de fondo. Juego de brazos y manos. Toque lento, solemne, que se corresponde con movimientos lentos y acompasados. El taconeo de la bailaora interrumpe el silencio. Sobre un fondo de mar negro, que se proyecta en el telón y lo invade todo, se entabla un diálogo de las dos guitarras con el baile en la farruca.

Le siguen la seguiriya y la soleá. La bailaora malagueña se sumerge en las profundidades de sus miedos, vanidad, ambición, orgullo, soledad… y una luz trémula vibra al final de la soleá, el negro se vuelve color. Una carcajada de la bailaora nos envuelve de enigma y, a continuación, se descubre la cara y las manos, hasta ahora ocultas.

Riela

La obra finaliza con una pieza clásica compuesta por Trassierra, basada en la Semana Santa sevillana. Cae el telón y el público, puesto en pie, aplaude seducido. A partir de ahora se aguarda con expectación la tercera parte de esta ‘Trilogía sobre la guitarra: La vuelta al uno’.

Riela

Fotos: Daniel Pérez / Teatro Cervantes.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.