Ayúdame a tenerte informado

Actulizado 3:18 PM UTC, Mar 3, 2024

La Lupi vuelve a emocionar a Málaga con su homenaje a Pastora Imperio

La Lupi

Festival Terral 2015. Ciclo Alrededor del Flamenco. ‘Cartas a Pastora’. Idea original: La Lupi. Concepto, guión, coreografía y baile: La Lupi y Ángel Rojas. Dirección: Ángel Rojas. Cante: Antonio Campos y Antonio Núñez ‘El Pulga’. Guitarra y dirección musical: Curro de María. Violín: Nelson Doblas. Percusión y palmas: David Galiano y Roberto Jaén. Lugar: Teatro Cervantes de Málaga. Día: Martes, 21 de julio de 2015. Aforo: Casi lleno.

Sorprende que una artista malagueña consiga volver a emocionar a sus paisanos en la representación de una obra cuando sólo ha pasado un año desde su estreno, en el teatro Echegaray, y desde su reposición en el Cervantes. Pero, si hablamos de una maestra del baile como La Lupi -que ha ganado visibilidad de un tiempo a esta parte por sus colaboraciones con Miguel Poveda-, todo encaja. Se trata de su particular homenaje a Pastora Imperio, que, a buen seguro, le guiñó un ojo desde el cielo y le dio su bendición. Los presentes le brindaron una larguísima, calurosísima y merecidísima ovacion final. Emoción a raudales.

La obra surgió por un encargo que le realizó el Museo Carmen Thyssen, como homenaje a Imperio dentro del ciclo de exposiciones dedicado a Julio Romero de Torres. Lo que, en principio, iba a ser una pequeña pieza sin más pretensiones fue creciendo hasta convertirse en ‘Cartas a Pastora’, que destila originalidad, con toques de humor en un contexto de dramatismo a ratos inquietante. Cobra especial significación la gestualidad.

La Lupi4

Si La Lupi es la protagonista indiscutible, Curro de María, su pareja artística y vital, es otro pilar de la obra, no en vano, es el responsable de la cuidada dirección musical; en tanto que el bailaor Ángel Rojas ejerce como director y pareja de Pastora, que, no se olvide, estuvo casada con el torero Rafael ‘El Gallo’, al que encarna Rojas.

La bailaora malagueña ha sabido rodearse, pues, de un elenco idóneo para desarrollar su idea inicial. El cante corre por cuenta de dos estupendos cantaores, Antonio Campos y Antonio Núñez ‘El Pulga’, que demuestran su sapiencia ora por bamberas, ora por malagueñas. En los tanguillos, La Lupi despliega su mantón y exhibe su donaire y gracia naturales.

La Lupi6

La elección de los palos en función de la necesidad expresiva de cada momento resulta sumamente acertada. En ocasiones, con poco consiguen mucho; verbigracia, cuando El Pulga interpreta unos fandangos muy sentidos a capela, mientras Rojas, ejerciendo como El Gallo, muestra su capote y baila mientras Pastora lo contempla sentada. En un momento dado, cuando sólo suena la percusión, ella manda parar y componen un bello cuadro costumbrista.

El muestrario de estilos flamencos se amplía con los tangos y las seguiriyas, con las que consigue emocionar al respetable. Pero, su variedad de registros queda de manifiesto con el manejo del mantón en una bellísima pieza inicialmente instrumental, en la que ella sola llena el escenario. Y como colofón a una noche memorable, el número final, con bata de cola y peineta, en una bella y emotiva despedida por fiesta. Apoteósica.

Etiquetas

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.