Ayúdame a tenerte informado

Actulizado 4:17 PM UTC, May 23, 2024

Hasta siempre, amigo Matt, flamenco de corazón

Te has ido demasiado pronto, querido amigo Matt McGurk. Aunque el cantaor Rafael de Lola me avisó de que te había tocado lidiar con una terrible enfermedad, no perdíamos la esperanza de que pudiéramos seguir disfrutando de tu amistad y de tu arte. Pero a finales de enero recibía el mazazo de que se trataba de un proceso ya inexorable. Y el pasado sábado dijiste adiós y descansaste.

Recuerdo el día en que te conocí. Fue hace años en la antigua sede de la Peña Unión del Cante de Fuengirola-Mijas en la Calle San Fermín de Las Lagunas de Mijas-Costa. Yo solía ir junto a mis amigos el cantaor Ramón Campaña y los guitarristas Diego Morilla y Paco Aragón. Nos presentaron (fuiste alumno de Diego) y reconozco que me llevé una grata sorpresa al saber que tocabas la guitarra flamenca siendo de Liverpool, la cuna de The Beatles.

Posteriormente, coincidimos a menudo en la Escuela de Flamenco Antonio de Canillas de la Federación de Peñas Flamencas de Málaga, donde estuve un año como oyente. Solía irme contigo, con nuestro común amigo Rafael de Lola y con su hijo Dennis. En esos momentos compartidos, supe al instante que eras un gran aficionado, no sólo por las clases que recibías de Curro de María (o en ocasiones también de Andrés Cansino), La Lupi y Virginia Gámez, sino porque cada vez que me subía a tu coche, siempre llevabas discos de flamenco, muchos de los cuales acababan de ver la luz.

Pasado un tiempo, tuve también la oportunidad de verte actuar en varias ocasiones en El Cartujano, donde acompañabas con tu sonanta templada el cante de Rafael de Lola y el baile de Evelyn Bravo y Eva Sedeño.

La última vez que coincidimos fue en una de estas actuaciones, a la que Rafa amablemente me había invitado, y después me convidaste a tomar algo contigo en mi querida Peña Unión del Cante de Fuengirola-Mijas, ya en su nueva sede de Camino de Campanales. Me encantaron aquellos momentos compartidos de tapeo y de charla, en los que sacaste a relucir tu sentido del humor y tu bonhomía. Hasta siempre, amigo Matt, flamenco de corazón.

Fotos: Pellizco Flamenco.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.