Ayúdame a tenerte informado

Actulizado 2:18 AM UTC, Jun 25, 2024

La ‘Carmen’ de Mérimée y Bizet es también la de Távora

Carmen1

‘Carmen. Ópera andaluza de cornetas y tambores’. Concepción, coreografía, escenografía selección y ordenación dramática y dirección: Salvador Távora. Música: Salvador Távora, Julio Vera, Rafael Soto, José Ramón Pérez, Ángel Manuel Cebrero y Francisco J. Rodríguez. Extractos de la ópera Carmen de Georges Bizet. Guitarra: Miguel Aragón y Manuel Berraquero. Baile: David Pérez, Juan Manuel Zurano, Manuel Alejandro Ramírez y Fátima Moreno. Cante: Ana Isabel Real y Cristina Tovar. Bailaores principales: Juan Manuel Rodríguez y Maria Távora. Jinete: Jaime Pablo de la Puerta. Banda de Cornetas y Tambores de la Esperanza de Triana de Sevilla. Lugar: Teatro Cervantes de Málaga. Día: Martes, 10 de marzo de 2015. Aforo: Casi lleno.

La ‘Carmen’ que concibieron Mérimée y Bizet es también la de Távora por derecho propio. Desde que éste la representó por vez primera, en 1996, sus números apabullan: la han visto un millón de espectadores en veinticuatro países y se ha representado en 850 ocasiones. Távora, como hiciera Lorca, eleva lo popular (la música de Semana Santa y el flamenco en sus tres facetas: cante, toque y baile) a la categoría de alta cultura. El público del malagueño teatro Cervantes, enhiesto, le correspondió con una larga ovación.

A lo largo del montaje, se alterna la música de la Banda de Cornetas y Tambores de la Esperanza de Triana de Sevilla y los cantes (tonás, fandangos, alegrías, bulerías…) de unas sobresalientes Ana Isabel Real y Cristina Tovar, al servicio de la historia, que, pese a ser de sobra conocida por todos, tiene el encanto de lo auténtico.

La fatalidad se cierne sobre la cigarrera de Triana, que no puede escapar de su sino. Su pretensión de libertad le llevará a darse de bruces con la realidad. “No quieres corona ni anillos de boda, quieres ser libre como las palomas…” Paralelamente, una egregia figura militar de la época, el coronel Riego, correrá la misma suerte, al acabar ajusticiado, precisamente, por restaurar la Constitución de 1812, conocida popularmente como ‘La Pepa’. Previamente, el reo baila por bulerías. El mundo por montera.

Carmen 04

Daniel Pérez/Teatro Cervantes

En un momento dado, los artistas componen un círculo para que Carmen (María Távora, nieta del director, que estuvo estupenda) baile con un precioso caballo blanco, en una bellísima estampa. “Que la manchita que te ha caído, sólo se lava con sangre”, le cantan augurándole el temido desenlace. Momento álgido que precede a la muerte de los protagonistas, entre olor a incienso y repicar de campanas.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.