Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

El espíritu de El Chino impregna la noche de magia en Benalmádena

Segundo día de Homenaje a El Chino. Cante: Niño Chaparro, El Pele, José El Gallo y familia, La Marelu, José Soto Sorderita, El Chato de Vélez, El Roto, José Parra, Morenito Hijo y El Chino Hijo y su grupo. Guitarra: Luis El Salao, Antonio Soto y Raimundo Amador. Baile: Luisa Chicano. Chelo: Tin Fernández y su grupo. Día: Sábado, 12 de mayo de 2018. Lugar: Auditorio municipal de Benalmádena (Málaga). Aforo: Media entrada.

El espíritu de El Chino impregnó el aire de Benalmádena la noche del sábado 12 de mayo en el Auditorio Municipal.

Segundo día del acto de homenaje, Recordando a El Chino, que se engendra en solidaridad con su viuda. Presentando el espectáculo, el editor de la revista Pellizco Flamenco, Francisco Reina. El homenajeado, El Chino, cantaor, compositor y tocaor flamenco malagueño, considerado precursor de las nuevas corrientes vanguardistas flamencas allá por finales de los años setenta.

Niño Chaparro al cante y Luis El Salao a la guitarra dieron comienzo a una noche singular donde el ambiente fresco no pudo claudicar el cariño y el clamor de un público que se maravilló por los tangos interpretados por sendos artistas.

El Pele fue el siguiente en pisar el escenario. Colmó de magia la noche con su interpretación de una zambra, que quiso dedicar especialmente a la figura de la mujer. Este gran defensor de las purezas jondas cautivó al público con su voz inconfundible, fresca, pura y llena de sentimiento. Antonio Soto a la guitarra y Tin Fernández al chelo, arroparon al cantaor, que consiguió que el público se rindiera ante la melodía de su voz.

Los siguientes invitados, José El Gallo y familia. El hermano de Chiquetete amenizó la noche con su carácter jovial y risueño. El tema elegido, Málaga reina y calé, que El Chino le solicitaba cada vez que se encontraban en reuniones flamencas. El respetable lo jaleó y acompañó con las palmas al compás de rumba.

El punto final de esta primera parte lo pone La Marelu. La técnica, dulzura y naturalidad de su voz despierta alabanzas entre el público, que se muestra totalmente entregado ante su gran fuerza interpretativa. Tangos, jaleos e incluso una pieza interpretada en árabe llenan de aires extremeños esa noche primaveral.

La segunda parte del espectáculo la inaugura José Soto Sorderita, cantaor, guitarrista, compositor y productor y miembro fundador de Ketama, seguido de un solo de guitarra de Antonio Soto, que logra silenciar al respetable ante la admiración de su toque.

El culmen de esta segunda sesión, El Chato de Vélez, que atesora una gran calidad como artista por su dominio a la hora de interpretar los cantes de compás. También intervino El Roto, que interpretó con solvencia Romance andaluz, que El Chino grabará con Remedios Amaya, anunciada en el cartel pero que finalmente no pudo acudir a la cita.

En la tercera y última parte del recital, el público volvió a disfrutar de la presencia de Niño Chaparro, seguido de José Parra, cuyo cante camaronero sedujo los corazones de los aficionados allí presentes con su voz desgarrada y su quejío.

El cantaor linense Morenito hijo, acompañado a la guitarra por Luis El Salao, le cantó por bulerías a Luisa Chicano, bailaora flamenca de raza que enloqueció a un público ya emocionado y rendido ante tanto arte.

Raimundo Amador, siguiente en escena. Él mismo se define como trovador, no cantaor. Este sevillano, que ha otorgado al flamenco una vertiente rockera, rememoró una noche en la que tuvo la oportunidad de comprobar el dominio del compás, lo variado del repertorio y la gran variedad de matices que manejaba El Chino.

Tin Fernández, artista revelación, violonchelista, compositor y cantaor flamenco, consigue hacer vibrar las gradas con su flamenco fusión, distinguido y peculiar, que le confiere ser pionero en su modalidad. Tin Fernández Trío deja un buen sabor de boca poniéndole fin a una noche solidaria donde se pone de manifiesto ese espíritu puro y verdadero del flamenco.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *