Ayúdame a tenerte informado

Actulizado 12:30 AM UTC, Jul 15, 2024

El espectáculo del Ballet Flamenco de Andalucía, sobrio pero brillante

‘Naturalmente flamenco’. Ballet Flamenco de Andalucía. Solista y coordinación artística: Úrsula López. Coreografías: Rubén Olmo, Úrsula López y todo el elenco. Bailaores: Borja Cortés, Álvaro Gordillo, Manuel del Río y Federico Núñez. Bailaoras: Julia Acosta, Ana Almagro, Lidia Gómez,Gloria del Rosario y Aitana Rousseau. Guitarra: Juan Torres y Pau Vallet. Cante: Sebastián Cruz, Vicente Gelo y José Luis Pérez-Vera. Percusión: Raúl Domínguez. Lugar: Teatro Alhambra de Granada. Día: Sábado, 1 de junio de 2019. Aforo: Lleno (300 personas).

El pasado sábado, en el Teatro Alhambra de Granada, tuvo lugar el espectáculo ofrecido por el Ballet Flamenco de Andalucía ‘Naturalmente Flamenco’, estrenado en la pasada edición del Festival de Jerez. Con quince minutos de antelación al comienzo llegué con la sana intención de aparcar en el estacionamiento público de calle Molinos. Dada la escasa capacidad del parking, me encontré el cartel de completo y me vi obligado a aparcar a dos kilómetros, por lo que llegué tarde, sudando, cabreado y con el sentido crítico por las nubes. Cuando tomé asiento, me había perdido una coreografía, creo que por bulerías y jaleos y sobre el escenario había dos guitarristas, un percusionista, un cantaor y un bailaor interpretando una farruca. Recuperé el aliento y se me pasó el cabreo nada más escuchar los primeros compases y ver los primeros lances del baile.

Un fragmento del ‘Amor Brujo’, de Falla, dio paso a unos tientos interpretados primorosamente por la bailaora Julia Acosta, empañados por los pitidos de los acoples de sonido, que se repitieron varias veces sin conseguir desmejorar un espectáculo que resultó sobrio pero brillante. Se trata de una sucesión de palos flamencos enlazados pero sin hilo conductor ni florituras efectistas.

Las coreografías de Rubén Olmo, Úrsula López y el resto del elenco me resultaron de gran belleza visual y muy acertadas en los bailes en grupo. Así, entre palmas, taconeos y bastones a dos manos se dio entrada a un baile por caña muy vistoso. El siguiente palo no supe lo que era hasta mediado el mismo. Y es que ahora se ha puesto muy de moda bailar sin música (bailar el silencio le llamo yo) a lo que suele proseguir una larguísima introducción ad líbitum, hasta que bien avanzada la pieza escuchas el compás y dices: ¡vaya, si son alegrías¡ Y en las susodichas que interpretó Úrsula López con bata de cola clava el compás, pese a meter unos taconeos como metralletas.

Como colofón de tan brillante espéctaculo, ofrecieron un baile a ritmo de bulerías pero con estética folclórica, que según mis fuentes responde al folclor de Morón. En definitiva, buen sabor de boca el que dejó en Granada este entusiasta Ballet Flamenco de Andalucía.

Fotos: Félix Vázquez – Ballet Flamenco de Andalucía.
Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.