El Boleco y El Chato hacen felices a los aficionados malagueños

Berza Flamenca. Cante: El Boleco y El Chato de Málaga. Guitarra: Antonio García e Ismael Rueda. Palmas: Quico de Tiriri. Lugar: Peña Flamenca La Malagueña de Málaga. Día: Sábado, 15 de febrero de 2020. Aforo: Lleno.

El Boleco y El Chato de Málaga hicieron felices a los aficionados malagueños que acudieron a la cita con ellos en la Peña La Malagueña. El morisco, joven figura en ciernes, emocionó al respetable con su cante rancio y salvaje y el malagueño hizo lo propio con sapiencia y dejándose el alma.

Chato de Málaga

Abrió El Chato, originario de Granada pero afincado en Málaga desde hace años. Ha trabajado con Antonio Canales y Pepito Vargas, entre otros, y colaborado con Tomatito. Tiene varios discos en el mercado, uno de ellos de próxima aparición.

En la soleá por bulerías, sonó flamenquísimo, con sabor y compás, rebuscándose, con Ismael Rueda, ajustado como un guante, al toque; y Quico de Tiriri, a las palmas. “Desde el vientre de mi madre, me he sentido yo cantaor”. Por tangos, en los que el respetable jalea al de Guaro por su buen hacer, homenajea a Camarón.

Ismael Rueda

Acto seguido, evoca a El Lebrijano con las galeras, recitado de José Espejo incluido, que suenan estremecedoras en su voz. Y llega el momento álgido de su actuación por seguiriyas, doliéndose en un quejío profundísimo, pellizcándole las entrañas al más pintado. Las remata dejándose la piel y el alma en el macho. “¡Cómo está hoy!”, exclaman los socios de la Peña. Dijo adiós por bulerías, enhiesto y recordando al genio de San Fernando.

El Boleco2

Turno para Pepe El Boleco, que aún no ha cumplido los diecinueve, con el astigitano Antonio García a la guitarra. Principió también por soleá por bulerías, pellizcando. Los vellos como escarpias. Se metió al público, que lo aplaudía puesto en pie, en el bolsillo desde el inicio. “Tú te vienes a vivir conmigo”, le espetó un socio. Prosigue por seguiriyas de Manuel Torre, hirientes, pero sanadoras de las duquelas, suyas y nuestras.

El Boleco y acompañantes

Y después de emocionar al respetable hasta las lágrimas, alegrías, con compás y sabor. Canta natural y salvaje; es un purasangre. Por bulerías, llevado en volandas por el soniquete de Antonio García, exhibe su sentido del humor y evoca a Camarón. Y la guinda, fandangos de El Chocolate, su cante bandera, pero también de Juan el de la Vara y de Caracol.

El Boleco3

Aún habría lugar para un fin de fiesta por bulerías con todos sobre el escenario, pataíta de arte incluida de El Boleco. Alegría y felicidad compartidas.

Fin de fiesta

Fin de fiesta El Boleco baila

Fotos: Juan de Ronda y Pellizco Flamenco
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *