Cartaojal se rinde a Antonio Canales

VI Bienal de Arte Flamenco de Málaga. XXI Noche Flamenca de Cartaojal. Cante: El Purili, Manuel de la Tomasa y El Boleco. Guitarra: Rubén Lara. Baile: Antonio Canales y Carmen González. Cante: Mari Peña, Herminia Borja y El Galli de Morón. Guitarra: Antonio Moya y Miguel Pérez. Lugar: Patio del Colegio Público La Peña de Cartaojal – Antequera (Málaga) Día: Sábado, 6 de julio de 2019. Aforo: Lleno.

El sábado asistí a la XXI Noche Flamenca de Cartaojal, que organiza la Peña Flamenca Paco de Antequera de este municipio, en colaboración con el Ayuntamiento y que se incluye dentro de la VI Bienal de Flamenco de Málaga.

Y es que visitar este pueblo siempre me trae buenos recuerdos. Tras dar un pequeño vistazo, pude apreciar que la noche prometía. Me encontré aficionados venidos de todos los rincones de Andalucía e incluso de Asturias. ¡Qué cosas más grandes tiene el flamenco! Entre el público también había varios artistas interesados en este cartel, en el que tan buen acierto han tenido los organizadores.

Comenzó puntual, y la presentación corrió a cargo de Juan María Cívico, aficionado al flamenco que es conocido por toda la comarca por su buen hacer en este mundo del arte.

Abrió la noche Alonso Núñez El Purili, sobrado de compás, rebosado de arte y una sabiduría fuera de lo común.

Después le tocó el turno a Manuel de la Tomasa, que recogió el cante para los adentros y fue como un puñal directo al alma del aficionado.

Tras un breve descanso, era la hora de Pepe El Boleco, que puso los sonidos negros de la noche con un metal de voz de otros tiempos.

Estuvieron acompañados a la guitarra por Rubén Lara, que sabe todos los vericuetos del cante, con un gusto exquisito y una transmisión de esas que te cala en lo más hondo.

Qué alegría de ver cómo estos niños son ya figuras consagradas del flamenco, qué alegría de ver cómo a su juventud saben estar a la altura de las circunstancias, qué alegría de ver cómo son capaces de poner en pie a un patio de butacas lleno hasta la bandera y desmentir en todo momento eso de que el flamenco puro ya está acabado.

Para broche final de la noche, el baile del maestro Antonio Canales, con su espectáculo ‘Caminando’. Este bailaor, con una carrera artística impecable, a la largo de su vida, ha llevado el flamenco a todos los rincones del mundo y lo ha hecho más universal que nunca. Estuvo acompañado al baile por Carmen González, demostrando ser una bailaora de gran pureza; al cante por Mari Peña, con unos tientos que se quedarán grabados en las paredes del colegio para aquellos que quieran aprender; El Galli de Morón, con una seguiriya para la historia de esta vega; y Herminia Borja, que puso la fuerza, la garra con unas bulerías de las que no había visto jamás. Antonio Moya y Miguel Pérez dieron la forma y el sonido perfecto con su acompañamiento a la sonanta, para terminar nuevamente en pie todo el patio de butacas. Canales agradeció el trato recibido por este pueblo, por la organización y al público que estaba rendido a sus pies.

Y así, se puso fin a una noche para enmarcar, a una noche para el recuerdo de esta comarca, a una noche más a golpe de reja.

El Festival de Cartaojal es una cita a tener en cuenta en la agenda del aficionado, ya que ofrece todos los años una variedad artística para todo tipo de públicos; hacen año tras año que el flamenco sea más grande y a través del flamenco Cartaojal es también más grande.¡Enhorabuena a la organización!

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *