Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Carmen Linares celebra sus 40 años de carrera con un concierto magistral

40 años de Flamenco‘. Cante: Carmen Linares. Guitarra: Salvador Gutiérrez y Eduardo Pacheco. Piano: Pablo Suárez. Contrabajo: Josemi Garzón. Percusión: Karo Sampela. Coros y palmas: Ana María González y Rosario Amador. Baile: Vanesa Aibar. Artista invitado: Juan Valderrama. Lugar: Teatro Cervantes de Málaga. Día: Sábado, 28 de noviembre de 2020. Aforo: Lleno.

Con un fondo de atardecer desde la Alhambra, y Granada a sus pies, comenzó Carmen Linares
su recital. Aires de Graná y zorongo gitano de Lorca… “La luna es un pozo chico,// las flores no valen nada,// lo que valen son tus brazos// cuando de noche me abrazan…”

Concierto magistral

La cantaora linarense agradece la presencia del público. En estos difíciles tiempos, los artistas necesitan del público y éste necesita ver y escuchar a sus artistas. La sensibilidad de Carmen la lleva a adentrarse en diversos homenajes sonoros a poetas como Miguel Hernández, Alberti, Juan Ramón Jiménez o Lorca, a quienes ha paseado por multitud de escenarios de todo el mundo. Así se pudo escuchar la adaptación a folías, petenera y taranta de Andaluces de Jaén, de Miguel Hernández.

Y a continuación, el sabor de Cádiz en Toma este puñal dorao, la cantiña de La Mejorana. Su voz, llena de matices y tonalidades, junto a su personal y versátil estilo, acompañada sólo por el piano de Pablo Suárez, sirve de homenaje a Enrique Morente con La leyenda del tiempo, del poeta granadino. Y es que como es sabido: “El sueño va sobre el tiempo, flotando como un velero. Nadie puede abrir semillas en el corazón del sueño…”

Silencio. Sobre el escenario siete palmeros y la voz de Carmen. Suena una seguiriya, bailada de modo imponente por Vanesa Aibar. Sin acompañamiento instrumental, sólo se oía el taconeo y el chasquido de dedos de la bailaora. Y de modo progresivo van entrando la batería, las guitarras… ¡Sublime!

Esta pieza forma parte de su disco ‘Raíces y alas’, en el que canta a Juan Ramón Jiménez y que fue distinguido en 2008 en los Premios de la Música como Mejor Álbum de Flamenco. “Cuando esté en las raíces llámame con tu voz. Me parecerá que entra temblando la luz del sol”.

Tras una transición instrumental de piano, batería, contrabajo y guitarra, aparece en el escenario Juan Valderrama, a cuyo padre, Juanito Valderrama, Carmen Pacheco Rodríguez debe el nombre artístico de Carmen Linares. Juan interpretó un cante por malagueñas y abandolao lleno de sentimiento y jondura. Y a continuación, los dos artistas rindieron homenaje a Mercedes Sosa y su Gracias a la vida.

El recital finalizará recordando de nuevo a Juan Ramón, en su poema Moguer, y para ello recurre a los fandangos de Huelva. En una ocasión había declarado Carmen que «interpretar a este poeta es bailar con él, responder con el cuerpo al ritmo aletargado en las letras para darles vida, rebotándola sobre la garganta”.

Los fandangos sirvieron de cierre a este magistral concierto, despedido como se merece con una sonora ovación del Cervantes puesto en pie.

Fotos: Daniel Pérez / Teatro Cervantes

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.