Bastián Jiménez, fuerza, energía y sensibilidad

XVI Aula Municipal de Flamenco de Málaga. Baile: Bastián Jiménez. Cante: Miguel Astorga y Chelo Soto. Guitarra: Rubén Lara y Dani Heredia. Percusión: Moisés Molina. Flauta: Adrián Salas. Artista invitada: Luisa Chicano. Lugar: Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia. Día: Lunes, 24 de junio de 2019. Aforo: Lleno.

El pasado lunes, dentro de la programación de la XVI Aula Municipal de Flamenco de Málaga, el Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia acogió la actuación de Bastián Jiménez y su cuadro. Se trata de un joven bailaor malagueño muy particular, con un estilo muy personal y una gran categoría artística. Sin antecedentes profesionales en el mundo del baile flamenco, aprendió y bebió del arte de la gran maestra y bailaora La Lupi.

El cuadro que le acompaña tiene al cante a Miguel Astorga y Chelo Soto, quienes deleitaron al respetable con sus voces: Astorga, con un quejío profundo en su cante; y Soto, con una amplia variedad de registros en su voz flamenca. Profundidad, arte y maestría en el cante apreciados por el público presente con su atención y aplausos.

A la guitarra, Rubén Lara y Dani Heredia, armonía en sus acordes y buen acompañamiento al cante y al baile. A la percusión, Moisés Molina, que incorpora un peculiar elemento con forma de florero cuyo sonido se integra perfectamente con el resto instrumentos percusivos. Completa el acompañamiento al bailaor la flauta de Adrián Salas, que le aporta frescura al conjunto.

Bastián Jiménez abrió por seguiriyas y también bailó por alegrías y finalmente por bulerías, en las que homenajeó a Paco de Lucía. Deleitó al respetable con su baile, lleno de fuerza, energía y sensibilidad; fuego en su mirada y mucha vitalidad transmitieron sus magistrales movimientos en el escenario. Perfecta armonía entre el bailaor y su cuadro. En el ínterin, Miguel Astorga y Chelo Soto cantaban por tangos.

Le acompañó en su espectáculo la genial bailaora Luisa Chicano, que ya ha triunfado en otras ocasiones en este lugar. Chicano bailó por soleá y exhibió veteranía, seguridad, armonía y mucha energía.

Sin duda, uno de los mejores espectáculos de esta temporada en el Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia. El público en pie pidió más cante y más baile. Y lo tuvo. Subieron al escenario personas del entorno de Jiménez y su cuadro, que llevan en sus venas el flamenco. La jovencísima Paula Carmona se arrancó a bailar al cante de Astorga y Soto con frescura, alegría y mucho arte. Y lo mismo hicieron Jiménez y Chicano, que pusieron un broche de oro al espectáculo.

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *