Noche de embrujo en Granada

El pasado fin de semana, teníamos una cita mi señora y yo para ver la Alhambra de Granada. Como no sabíamos si nos daría tiempo a visitarlo todo, reservamos habitación en el centro para hacer noche y no tener que volver a casa conduciendo de noche. Entonces, pensé: “¿Yo voy a venir a Granada y me voy a ir sin ver un buen espectáculo de flamenco?” Como que no. Me puse manos a la obra y preguntamos en el mismo hotel. Nos ofrecieron una zambra de las cuevas del Sacromonte con guía y ruta por el Albaicín incluidos.

No lo dudamos. Reservamos y para las 22.00 horas estábamos visitando el corazón del Albaicin y viendo la zona más plebeya; luego la más noble, con el mirador de San Nicolás incluido, donde en la noche hay unas vistas incomparables de la Alhambra y todos sus palacios. 

Hacia las 23.00 horas, nos llevaron al Sacromonte para disfrutar de una de las zambras mas populares que hay allí en la actualidad, concretamente en la cueva La Rocío, totalmente transformada en un tablao flamenco pero con un encanto especial.

Da comienzo la actuación haciendo honor a la tierra con un cante por granaínas, rematándolo con el clásico fandango de Frasquito Yerbabuena, en el cual las bailaoras y el baliaor se recrean bailando curiosamente en un espacio bastante reducido por la forma de la cueva, como se puede apreciar en las fotos.

Continúan con soleares por bulerías, cantiñas rematadas por bulerías de Cádiz, seguiriyas y bulerías. A continuación, alboreás con la bailaora y el bailaor interpretando el papel de novios. Precioso. También el ya clásico Granada, con la bailaora vestida de rojo, su peineta blanca y abanico a juego. Hay que destacar que una de las bailaoras, en esta actuación, toca el clarinete con mucha maestría.

Tras un fin de fiesta por bulerías, rumbas populares, en las que invitan al público a unas pataítas. Una noche de encanto y embrujo en Granada con la belleza de la Alhambra como telón de fondo.

 

Etiquetas

Disculpas, pero no se encontraron publicaciones relacionadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *