Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Gran triunfo de Manuela Carrasco en la gala de cierre de la Bienal de Málaga

Gala de Clausura de la VII Bienal de Málaga. ‘Aires de mujer’. Baile: Manuela Carrasco y Manuela Carrasco Junior. Cante: La Macanita y Anabel Valencia (artistas invitadas) y Samara Carrasco. Guitarra: Joaquín Amador y Antonio Santiago Ñoño. Percusión: José Carrasco.. Lugar: Teatro Cervantes de Málaga. Día: Miércoles, 29 de septiembre de 2021.

Gala de cierre de la VII Bienal de Málaga con un gran ambiente y completo el aforo. La organización puso en escena una apuesta fuerte y ganadora para el fin de fiesta del arte flamenco en la provincia de Málaga con una sevillana de Triana ya universal, la bailaora Manuela Carrasco, que eligió Málaga y su Bienal para estrenar su espectáculo ‘Aires de mujer’, en el cual presentó en su debut a su hija Manuela Carrasco Junior y se acompañó en escena de La Macanita y La Tana, como artistas invitadas, y Samara Carrasco, al cante; Joaquín Amador, su marido, Juan Campallo y Antonio Santiago Ñoño, al toque; y José Carrasco, a la percusión.

El espectáculo se inició con la cantaora jerezana, todo fuerza y temperamento, por seguiriyas, para ir calentando el ambiente, y Manuela, ya con 63 años, como los buenos vinos que con el tiempo cogen un estilo y aroma propios. Entró en escena precedida de sonidos zíngaros de violín, que recordaban a carromatos y fuegos junto a los arroyos, para ejecutar, acto seguido, una bulería con poses gitanas de Romero de Torres y marchar después de unos toques de guitarra bien ejecutados.

Sale de nuevo a escena Manuela, ahora acompañada de su hija, para darle la alternativa. A sus 33 anos, Manuela Carrasco Junior atesora juventud y raza y ha mamado el flamenco desde la cuna. Sale al ruedo ataviada con una chaquetilla torera y como falda un capote, todo ello de color rosa, después de unos compases a dúo con su madre, que le suelta la mano para liberarla. Y se marca unas alegrías marca de la casa ante un público que aplaudió deseándole suerte en su andadura profesional.

Prosiguió la velada con Anabel Valencia por malagueñas y abandolaos, como no era para menos con mucho arte, y el espectáculo continuó con una soleá por bulerías en donde Manuela bailo con su estilo propio, sin florituras, moviéndose como los flamencos de antaño, señalando al cielo con un dedo y bajando luego hacia abajo, mandando y diciendo aquí estoy yo.

Luego, un fandango y un emotivo homenaje a La Susi, tristemente fallecida hace ya un año, de la que se proyectaron imágenes y en cuya voz sonó la Nana del caballo grande, que Manuela acompañó con movimientos de mantón. El espectáculo prosiguió con sendos cantes por Levante y bulerías de La Macanita y un fin de fiesta con las tres cantaoras arropando a Manuela, que acabo descalza y sin peinetas, dándolo todo, ante los aplausos de un público puesto en pie. Un gran triunfo para la gala de cierre de la Bienal de Málaga.

Fotos: Lorenzo Carnero (Agencia Punto Press)

Galería fotográfica por Lorenzo Carnero

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.