Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Lin Cortés deleita en el Soho a un público entregado

Gitanerías‘. Cante y guitarra: Lin Cortés. Flauta travesera: Agustín Carrillo. Percusión: Güito. Coros y palmas: Coral, Anaís y Tamara. Lugar: Teatro del Soho Caixabank de Málaga. Día: Sábado, 1 de mayo de 2021. Aforo: Lleno.

Desde la oscuridad emerge solitario Lin Cortés, guitarra en mano, con su cálida voz, tan flamenca. Comienza con un tema nuevo, preñado de poesía: “…Y no encuentro el antídoto al veneno que me dejó tu boca aquella tarde”.

Lin Cortés

El cantante, guitarrista, compositor, bohemio… ha declarado en alguna ocasión que “la música lleva en mí desde siempre”. No en vano, Luis Cortés Moreno es hijo, nieto de artistas y sobrino de El Pele. “Con El Pele se aprende sólo con estar a su lado”, asegura.

Lin Cortés
Lin Cortés

Está arropado por Agustín Carrillo, a la flauta; Güito, a la percusión; y Coral, Anaís y Tamara, a las palmas y coros. Aparecen en la segunda canción de la tarde, El jardín de la memoria, y ya van a permanecer en el escenario toda la función.

Lin saluda al público, muestra su satisfacción por poder volver a cantar. Dice que su última actuación fue en Madrid y que cantó en Málaga el año pasado, justo una semana antes de que comenzaran las restricciones por el Covid-19. Se arranca con Ley de vida, y los espectadores, que dan muestras de conocer a la perfección sus canciones, acompañan con palmas sordas.

Lin Cortés

El amor y el desamor centran gran parte de las letras del disco ‘Gitanerías’. “Y tus ojos brillan con la luna… y un sueño de amor entre tú y yo terminaría. Te marchaste al alba gitanita mía”, cantan por bulerías las tres voces femeninas acompañantes.

Minotauros es un tema especial, dice que es la primera vez que lo tocan ante el público. Suena a gloria. “Amanece y el mundo ha cambiado de repente.// Las calles solitarias, sin gente// La vida gira y gira… El tiempo tiene pasos más lentos.// Los días ahora son menos nuestros.//…La música consuela del miedo y de la soledad…”

Lin Cortés

En ocasiones va intercalando canciones de sus dos discos anteriores: ‘Indomable’ y ‘Gipsy Evolution’. Como es el caso de La Primavera, una de las más conocidas y que fue su primer single, con el que alcanzó un gran éxito en las redes sociales.

Van fluyendo sus melodías con soltura y generosidad, hasta un total de dieciséis. El flamenco como eje troncal, pero este artista mezcla estilos diversos de manera natural. En una ocasión le preguntaron si se trataba de un nuevo flamenco; Lin Cortés, con madurez y conocimiento, manifestó: “No, para mí el flamenco clásico es el de verdad, el real, lo que yo hago es otra cosa… Mi manera de cantar, aunque haga funky, puede sonar más flamenco, pero no lo es”.

Lin Cortés

Disfrutamos escuchando un nuevo tema: Bodas de sangre, con tintes lorquianos; Una locura; La soledad (del disco ‘Indomable’)… Para terminar, le piden que cante La duda y el artista muestra su soltura para satisfacer los gustos de sus fieles seguidores, que hicieron coros y palmas. Pero no remató ahí la actuación. Se oye el clamor de “otra, otra, otra” y los músicos aparecen de nuevo en escena y ofrecen no una, sino tres canciones más: una bulería, Amar y Novia moderna.

Y así, tarareando la pegadiza melodía de “Tengo una novia moderna, que baila.// Tengo una novia flamenca, que canta.// Tengo una novia en Madrid, tengo una novia gitana…”, el público salió plenamente satisfecho del Teatro del Soho, en esta tarde-noche malagueña de primero de mayo.

Fotos: Miguel Molina

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.