Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

La Zambomba de Luis de Perikín, un bálsamo para la melancolía

Zambomba Flamenca ‘Jerez se viene pa’ Málaga’. Cante: Maloko Soto, Sandra y Fania Zarzana, Joselete Mushogitano y Dolores de Perikín. Guitarra: Luis de Perikín. Percusión: Manunu. Lugar: Restaurante Dalí de Málaga. Día: Domingo, 20 de diciembre de 2020. Aforo: Lleno.

La Zambomba Flamenca jerezana de Luis de Perikín hizo escala en Málaga con un extraordinario elenco compuesto, amén del citado a la guitarra, por: Maloko Soto, Sandra y Fania Zarzana, Joselete Mushogitano y Dolores de Perikín, al cante; y Manunu, a la percusión. Trajeron la esencia de esta manifestación artística, declarada Bien de Interés Cultural en 2015, un bálsamo para la melancolía.

Presentan sus credenciales con varios villancicos por bulerías hasta que el hijo menor de Periquín Niño Jero detiene el tiempo con Hacia Belén yo te canto, precioso villancico de composición propia, en el que canta y se acompaña él mismo al toque, arropado por el coro de voces celestiales de las Zarzana y Dolores de Perikín.

Tras interpretar Una pandereta suena, Joselete Mushogitano se arranca por bulerías, pataíta de arte incluida. “¿Y ahora qué cantó yo? Me ha mondao'”, espeta Maloko Soto, que pide la colaboración del respetable para arrostrar un popurrí de villancicos que rematan con En Nochebuena vente pa’ Jerez, de María José Santiago. La tarara suena a gloria bendita en las voces angelicales de las féminas, en tanto que Maloko anima al público a participar.

Tras un breve receso, vuelven con Joselete Mushogitano y Amanece la lluvia, que precede al momento culmen de la tarde, en el que todos cantan por bulerías con denominación de origen. Abre la ronda Dolores de Perikín, con su voz de caramelo y mucho gusto, pataíta de ángel incluida. Sandra Zarzana pellizca desde el inicio, y causa sensación con No me lo creo, clásico de Parrita que popularizó Marina Heredia; y Quiero estar solo, de Jeros.

Turno para un brillante mano a mano entre Maloko Soto y Joselete. “Los que aman no se asustan, ni se lucen ni se esconden, sólo piensan en quererse, desnudarse y ser jóvenes”. Fania Zarzana remata la faena con poderío y dulzura desusados.

Y aunque parecía tratarse de la despedida, dijeron adiós por tangos. Y Antonio Flamenkito se sumó a la fiesta con Al alba, de Pepe de Lucía. El respetable disfrutó de lo lindo.

Fotos: Raúl Aguilera

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.