Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Actulizado 11:09 AM UTC, Dec 4, 2021

La tarde de Juan Villar

Cante: Juan Villar y Jesús Vela El Puntilla. Guitarra: Manuel Jero e Ismael Rueda. Palmas: Alejandro Estrada, Alfonso Carpio y Mariola Martín. Lugar: Peña Torre del Cante de Alhaurín de la Torre (Málaga). Día: Sábado, 16 de octubre de 2021. Aforo: Lleno.

Juan Villar colgó el cartel de ‘No hay billetes’. Las entradas se agotaron a primera hora del viernes al completar el aforo, un total de 130 personas se interesaron en el evento. El cantaor gaditano tiene tirón. Y no chico.

El evento estuvo organizado por la Peña Torre del Cante y la colaboración especial de Andrés Bermúdez. Comenzó el día con un almuerzo del que se encargó Antonio Guerrero, socio de la peña y amigo, que hizo una paella y que se acompañó con un vino. Un rato de convivencia necesario y deseado, después de tantas restricciones.

Juan Villar

Tras el almuerzo, comenzó el recital en el salón de la primera planta. Quien suscribe presentó el acto y dio paso al telonero, el joven Jesús Vela El Puntilla, que estuvo acompañado a la guitarra por Ismael Rueda. Comenzó con una soleá, siguió por tarantos y cartagenera y terminó con unos fandangos con los que se metió al público en el bolsillo. Remató con unos fandangos «punteros», como él mismo bautizó.

Ya caldeado el ambiente, subió al escenario de la peña Juan Villar acompañado por Manuel Jero al toque. Comenzó con una solemne soleá, y nada más abrir la boca ya se supo que la tarde prometía. Estaba Juan templao’, arropado por su gente y con ganas. Comenzó la soleá con una letra escrita por Salvador Pendón:

En el reloj de mis días

el tiempo se ha detenío

me da calor con la nieve

y con el sol tengo frío.

Siguió por alegrías, con esos aires gaditanos y flamencos que insuflaron al público aún más ganas de disfrute. Después llegó el cante por tangos, uno de los fuertes en su repertorio, y en el que hizo un recorrido por sus ya clásicas letras que esperábamos todos con impaciencia. La guitarra lo acompañaba con las falsetas oportunas en cada momento (mejor no lo podía hacer), y al terminar una de ellas, abrió la boca para cantar Tus ojos negros me acuchillaron. El gaditano estaba en pie ante el público, entregado y  con fuerza. ¡Qué momento más maravilloso!

Terminó por bulerías, arropado por el hijo de Perico Jero, Manuel, y sus palmeros, pendientes de él en todo momento. Y ya con ellas acabó una actuación que será histórica por la edad del cantaor, porque hacía muchos años que no acudía a la peña alhaurina y porque el recital que dio fue excelso, todo un lujo.

Juan Villar

Como colofón invitó a subir a un cantaor referente de cantaores que es, ni más ni menos, que el malagueño Antonio Álvarez, para que cerrara con su cante una tarde ya gloriosa. Y cantó El Álvarez, ante un público eufórico y un Juan Villar emocionado. ¡Qué grande eres, Antonio! Y tras ello, el reconocimiento que la peña le quiso entregar en forma de cuadro por toda una vida dedicada al flamenco.

Acudieron a la cita aficionados de diferentes puntos de la provincia malagueña: Colmenar, Málaga, Rincón de la Victoria, Vélez-Málaga, Marbella, Benalmádena, amén de artistas consagrados que el cantaor gaditano arrastró: José Parra, Antonio Soto, Luis El Salao, Chato de Vélez, Juan El Laike y Pepe Guzmán.

Calentito el personal y ya en la planta de abajo, se formó una reunión de cabales que se alargó hasta bien entrada la madrugada. ¡Ya era hora de disfrutar del buen flamenco!

Juan Villar
Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.