Ketama gozan y hacen gozar en el Starlite Festival de Marbella

Los hermanos Juan y Antonio Carmona, hijos del añorado Juan Habichuela; y Josemi Carmona, primo de éstos e hijo de Pepe Habichuela, allí presente, al que le dedicaron un tema (“Gracias a él somos músicos”); gozaron e hicieron gozar al público que llenó el auditorio del Starlite Festival de Marbella en la vuelta de Ketama a los escenarios tras catorce años de su disolución.

Aparece primero Josemi Carmona, luego Juan y por último Antonio, que se mezcla entre el público mientras canta Carta canción. Arropados por una gran banda, que suena tremendamente compacta (bajo, batería, percusión, saxo y trompeta), con los coros flamenquísimos de Los Mellis

Muy pronto llega uno de los himnos de estos adalides del flamenco fusión, Vengo de borrachera, muy celebrado por el respetable. Se percibe muy buena armonía entre ellos.

Van desgranando otros clásicos de su cancionero, como Flor de Lis o Loko de amor. Antonio Carmona baila y se siente a gustísimo.

En recuerdo y homenaje a Antonio Vega, “una de las grandes figuras que ha dado España, un corazón andante”, interpretan su versión de Se dejaba llevar por ti. Momento álgido, con el público coreando el estribillo. Engrandecieron lo que ya era un gran tema de uno de los grandes compositores de los 80.

Juan Carmona presenta a su primo Josemi como “una de las grandes guitarras del panorama flamenco, y no flamenco, un genio”. El hijo de Pepe Habichuela toca una pieza instrumental y, a continuación, otra ya con el resto de la banda casi al completo, con Los Mellis al cajón. Mezcla la técnica flamenca con una digitación más propia del rock, usando los dedos de su mano derecha a modo de púa.

Uno de los momentos más emotivos tuvo lugar cuando Antonio Carmona le dedica Me encanta  a su tío Pepe Habichuela, con Los Mellis aportando su flamencura. “Me encanta la melodía que sale de tu guitarra”. Mira al cielo y dice emocionado: “Mi padre, Juan Habichuela, siempre conmigo”.

Por momentos predominan los ritmos caribeños y tienen un recuerdo para el gran Ray Heredia, uno de los fundadores de Ketama. Antonio Carmona toca la percusión y baila tras un solo de saxo y trompeta.

Juan Carmona toca una pieza instrumental dedicada a las poetas del 27 y a cuatro mujeres de su familia, allí presentes, su parejja y la de su tío Pepe Habichuela, entre ellas. Bella y reposada. “Tortilla de lexatines”, bromea.

Antonio Carmona, guitarra en ristre, improvisa a dúo con su primo Josemi a compás de bulerías y le dedica un tema a sus hijos a solas con su guitarra. “Estáis muy callados”, le espeta al público antes de arrostrar otro clásico, Problema. Y con Agustito, ponen al respetable en pie y dicen adiós.

Ya en los bises, Vente pa’ Madrid y, tras hacerse de rogar, su canción bandera, No estamos locos. El éxtasis.

Fotos: Pellizco Flamenco y X Magazine
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *