Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

La grandeza humilde de Israel Fernández en el Cabildo de Archidona

IV Cabildo Flamenco. ‘Archidona tiene nombre de mujer’. Cante: Israel Fernández. Guitarra: Diego del Morao. Lugar: Claustro del Instituto Luis Barahona de Soto de Archidona. Día: Jueves, 2 de septiembre de 2021. Aforo: Lleno.

Luis Barahona de Soto, poeta del siglo XVI, natural de Lucena, da nombre al instituto cuyo claustro acoge la actuación del cantaor Israel Fernández, con la guitarra de Diego del Morao. La poesía se torna en flamenco; el flamenco es poesía.

Tiene Israel una voz limpia que gusta y que invita, como él dice, a tener “el corazón atento y el oído preparado”. En alguna ocasión, ha declarado que “para cantar hay que hacerlo con sensatez y con verdad. Sin guardarse nada en el escenario”. Por eso, un toledano del pueblo de Corral de Almaguer triunfa en el mundo del flamenco.

Comienza su actuación con la profundidad de los cantes de las minas: “…De Cartagena a La Unión yo he escuchaíto a los mineros cantando”. Fluye la poesía de Bécquer en la soleá del cariño: “Por una mirá un mundo// por una sonrisa un cielo// no sé qué te diera por un beso…” Sin pausa, el rasgueo de la guitarra de Diego del Morao conduce a los tientos de La Amada, “Por tenerte al lao mío// tengo que engañar al tiempo// que se detengan las horas// para recrearme en tu cuerpo…// veinticuatro horas al día// si tuviera veintisiete// tres horas más te querría”.

Israel Fernández

Una sentida seguiriya va a dedicar el cantaor al director del Cabildo Flamenco, José Luis Ortiz Nuevo; se luce la guitarra del hijo de Moraíto Chico y el público le dedica una sonora ovación. La sonanta del jerezano convence, el compás en el rasgueo lo ejecuta de forma natural y esto llega al corazón.

Israel Fernández es un declarado admirador de Pastora Pavón La Niña de los Peines y tiene a Camarón como su gran referente. Bebe del flamenco de ayer y de hoy, mezclando así juventud y conocimiento de los cantes antiguos. Con aire festero llegamos a las bulerías, en la que no falta la filosofía y sentido crítico de muchas letras flamencas: “Yo no sé por qué// unos tienen pozo// y otros tienen sed”.

Israel Fernández

Los fandangos van a poner punto y final a la actuación. Entre éstos, escuchamos el que cantara en su día Paco Toronjo: “Libertad// Hay quien compra con dinero// los lujos y la libertad.// Pero un amor verdadero// eso no se pué comprar// aunque te sobre el dinero”.

Así termina el penúltimo recital de este IV Cabildo Flamenco, que ha combinado cursos y charlas, por las mañanas, en el Hotel Escuela Santo Domingo; fotografía, cine y los conciertos de La Tremendita, Nuevo Matrona Project y éste de hoy. La Zambra, con la bailaora archidonense Ana Pastrana, cerró ayer el telón.

Texto: Celia Gavilán y Antonio Gavilán.

Fotos: Paco Lobato.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.