Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Francisco Heredia gana el XL Concurso Mirando a la Torre de Alhaurín

XL Concurso Mirando a la Torre. Cante: Francisco Heredia, Rocío Fantova, Raúl Alcántara El Troya, Antonio Haya El Jaro. Guitarra: Ismael Rueda, Juan Marín y Antonio Migueles. Baile: Luisa Chicano y su cuadro: Cante: Manuel de la Curra y Canito. Guitarra: Antonio Soto. Baile: Ramón Heredia. Lugar: Finca El Portón de Alhaurín de la Torre. Día: Sábado, 29 de agosto de 2020. Aforo: Casi lleno.

Y por fin llegó el 29 de agosto y se pudo celebrar la ansiada final. Comenzó Manuel López, conductor del acto, introduciendo la singularidad de esta final, retrasada cinco meses por la pandemia del Covid-19, así como el recuerdo a Ricardo García Sánchez, presidente del jurado tristemente desaparecido el pasado mes de abril. Tras ello, comenzó la proyección de un vídeo elaborado con datos del concurso y dedicado, igualmente, a la memoria de Ricardo. Francisco Heredia se alzó con el primer premio.

Al acto acudió el alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, que estuvo acompañado del concejal de Cultura, Andrés García, la concejala de Servicios Sociales y Área de la mujer, Mari Carmen Molina, y la concejala de Participación Ciudadana, Vanesa Sedeño. La técnica de Cultura, Toñi Cordero, también acudió al evento así como Antonio Solero.

Francisco Heredia

En nombre de la Peña Torre del Cante, organizadora del Concurso, estuvo el presidente, Antonio Donaire, acompañado de toda su junta directiva. Y precisamente gracias a su lucha incansable se ha podido celebrar esta final, en la que puso todo su empeño desde que se levantó el estado de confinamiento.

Comenzaron las actuaciones de los cantaores. El tiempo era muy reducido, respetando la legislación vigente sobre ocio nocturno. El primero en actuar fue Francisco Heredia, de Linares, que eligió el cante por trilla para abrir la noche. Siguió por tientos, muy acompasados, y unas seguiriyas espectaculares. La segunda en subirse al escenario fue la única mujer finalista, la portorrealense Rocío Fantova, que continuó el cante por seguiriyas y cambio muy emocionantes para seguir por fandangos y rematar por bulerías con estilo camaronero y tintes de La Paquera, que dedicó al omnipresente Ricardo. Ambos fueron acompañados por la guitarra de Ismael Rueda, el guitarrista oficial de esta edición.

Rocío Fantova

El morilense Raúl Alcántara El Troya comenzó con una toná en la que se acordó de Tomás Pavón. Siguió por tangos con introducción libre del gran Juanito Villar para centrar su cante en tangos extremeños. Remató su actuación con unos fandangos en los que evocó a Macandé. Estuvo acompañado de la guitarra de Juan Marín. Terminó la actuación con Antonio Haya El Jaro, de Cañete de las Torres. Comenzó por granaínas y media dedicadas a Enrique Morente. La toná fue el segundo cante y terminó con una dulce vidalita. La guitarra, de Antonio Migueles.

Un pase de modelos de la Agencia de Iraya Villalba con trajes de Verónica Núñez siguió amenizando la noche con espectaculares piezas de su colección ‘Flor de almendro’. Las modelos pasearon con garbo y elegancia propias de profesionales. Seguidamente se hizo un corto intermedio para continuar con el pase de modelos con trajes de Ada Gutiérrez de su colección ‘Tu locura’.

Pero, sin duda, uno de los momentos más emocionantes de la noche tendría lugar a continuación. Y es que, en ocasiones puntuales, la peña entrega la insignia de oro a personas especialmente relevantes y anoche se entregó a  Ildefonso Espínola, ex presidente de la peña flamenca. Muy vinculado al tejido empresarial del municipio en los años sesenta y setenta en el antiguo Punto Industrial, pasó después a crear Tecosol, donde comenzó a acostumbrar a traer artistas invitados de corte flamenco. Vinculado a la peña desde que se domicilió en nuestro pueblo, culminó su vida peñista presidiéndola en dos ocasiones consecutivas. Hombre con temple, educado y respetuoso, Ilde subió emocionado a recibir la insignia de manos del presidente, Antonio Donaire, que también dedicó unas palabras de agradecimiento a la labor de Ilde, “un peñista, un amigo, un buen hombre”.

Estaba aprobada en junta directiva entregarla a Francisco Acosta, pero por problemas de salud no pudo acudir a recibirla.

La deliberación del jurado, compuesto por Antonio Maldonado, Isaac Santana y María Donaire, dictaminó el orden de premios que, curiosamente, se obtuvieron según el orden de actuación. Sin embargo, al anunciar el cuarto premio, Antonio Haya, no lo encajó bien y no acudió al escenario a recibirlo, aunque sí solicitó su premio económico posteriormente.

Raúl Alcántara también recibió el premio especial por malagueñas aparte del tercer premio. Rocío Fantova se quedó con un segundo premio y se hizo con el primero el de Linares: Francisco Heredia, que tiene una voz muy flamenca, llena de matices y con poderío.

La diosa Luisa Chicano puso el broche de oro a la brillante final, condicionada por el margen de tiempo que teníamos. Luisa estuvo acompañada por Ramón Heredia al baile, Antonio Soto a la guitarra y el cante de Antonio Canito y Manuel de la Curra. Empezó Ramón por soleá y siguió por alegrías. Y luego apareció bailaora malagueña luciendo un negro vestido con remates dorados. Lo dicho, una diosa que se creció en el escenario… aunque sin tablao. Bailó una soleá, con aires de romance y finalizó por bulerías. Al final, se hicieron una pataita por bulerías, ya sin micro, y un cante a capela a petición del público.

Y así fue como se celebró la XL final de un Concurso, todo un referente en el mundo del flamenco. Otro capítulo más escrito para nuestra peña.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
error: Content is protected !!