Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Noche memorable con Fátima Navarro en La Plata Casa Matilde

Viernes Flamencos. Baile: Fátima Navarro. Cante: Fabiola Santiago y Eduardo López. Guitarra: Rubén Portillo. Lugar: Restaurante La Plata Casa Matilde de Benajarafe, Vélez-Málaga (Málaga). Día: Viernes, 9 de octubre de 2020. Aforo: Lleno.

Noche memorable con Fátima Navarro en el Restaurante La Plata Casa Matilde, donde amén de dispensar un trato exquisito y de comerse de maravilla apuestan cada semana por el flamenco. La bailaora malagueña estuvo muy bien arropada por Fabiola Santiago y Eduardo López, dos puntales del cante patrás’, y Rubén Portillo, un seguro de vida al toque. Además, el fin de fiesta fue apoteósico.

Casa Matilde

Abren por jaleos extremeños, en los que Navarro, como en ella es habitual, se muestra explosiva.  Esencia, arte puro. Los vellos como escarpias. Le aplauden cada desplante.

Prosigue Fabiola Santiago por Levante, poniendo el alma y el corazón, y Eduardo López, joven valor que atesora una voz flamenquísima, por soleá por bulerías, con Rubén Portillo en la dirección musical. Vuelve Fátima Navarro, que baila sentada en una silla, braceo y taconeo de arte. Se levanta y da rienda suelta a ese volcán en erupción que lleva dentro, especialmente en el remate por bulerías. Cosecha un calurosísimo aplauso.

Ya en el segundo pase, continúa el cantaor de Frigiliana por soleá por bulerías y la cantaora de Totalán por taranto. Se incorporan al compás tres palmeros de lujo, los bailaores Moisés Navarro, Adrián Santana y María Jurado, para recibir de nuevo a la bailaora malagueña, que remata por tangos de Graná, en los que los cantaores prescinden de la amplificación para arroparla. Momento culmen. El público, enhiesto, le dispensa una larga ovación. Se suma Samira, hija de Fátima, que baila por tangos para comérsela. 

Y aún habría lugar para un fin de fiesta por bulerías apoteósico. Al elenco ya citado, se incorporan Shakira La Chatilla, Christina Pagés, Laura Guerra e Isabel Román, al baile; y Carmen Ruiz, al cante. Se suceden las pataítas de arte, también por supuesto de María Jurado, la furia, Adrián Santana, el temple, y Moisés Navarro, el mando en plaza, que compone una bella y emotiva estampa con su hermana Fátima mientras Ruiz canta Al verte las flores lloran, de Camarón. Brillante colofón a una noche memorable.

Fotos: Raúl Aguilera

 

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
error: Content is protected !!