Emotivo acto de reconocimiento a Mariquilla

Reconocimiento a Mariquilla. Cante: Juan Pinilla y Luis Heredia El Polaco. Guitarra: Juan Manuel Díaz y Antonio de Migueles. Baile: Tatiana y Mariquilla. Lugar: Peña Flamenca La Platería de Granada. Día: Miércoles, 4 de diciembre de 2019. Aforo: Lleno.

Emotivo y emocionante acto de reconocimiento celebrado en la Peña Flamenca de La Platería, que la Confederación de Peñas Flamencas de Andalucía y la Federación de Peñas Flamencas de Granada rendían a la bailaora Mariquilla.

El III Circuito Andaluz de Peñas Flamencas, proyecto de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, en colaboración con las Peñas Flamencas de Andalucía, que se desarrolla entre los meses de noviembre y diciembre y por el que 101 peñas flamencas federadas reciben la actuación de artistas flamencos de cante, baile o toque, se decidió por unanimidad y a instancias de Josefa Martínez, presidenta de la Federación de Peñas Flamencas de Granada, dedicarlo a la figura de María Guarda Gómez, Mariquilla.

El acto estuvo presidido por Patricia del Pozo, consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, que compartió mesa con Luis Salvador, alcalde de Granada, Francisco Viedma, presidente de la Confederación de Peñas Flamencas de Andalucía, Josefa Martínez, presidenta de la Federación de Peñas Flamencas de Granada, el presidente de la Peña La Platería y la propia Mariquilla.

Todo fueron elogios y anécdotas, reinando el reconocimiento artístico y humano de una bailaora gitana de renombre universal. Paco Viedma dibujó a grandes rasgos las diferentes
etapas de su trayectoria: zambra gitana del Sacromonte, compañía de danza en Torremolinos, tablao El Jaleo, profesora de las que hoy son grandes bailaoras granadinas, como Fuensanta La Moneta, Eva Yerbabuena, etc.

Luis Salvador, alcalde de Granada, recalcó la importancia para la ciudad de la Alhambra de contar con una bailaora que es su embajadora por todos los países que viaja.

Tomó la palabra la consejera Patricia del Pozo, que deslumbró con su pasión por este arte. Contó que su padre es el socio número uno de la Peña Torres Macarena de Sevilla y cómo con pocos años lo acompañaba a los eventos de la peña. Recalcó, asimismo, la importancia de las peñas como conservadoras y difusoras del arte flamenco, con las numerosas actuaciones que celebran a lo largo del año.

Acto seguido, Paco Viedma le entregó un recuerdo de este reconocimiento a Mariquilla.
Y le llegó el turno a la bailaora granadina; la alegría, la gracia, la sonrisa amaneció con la fuerza que almacena el corazón de los grandes artistas. Su cara expresaba el agradecimiento que las almas generosas destellan; su voz cautivó a los asistentes, tan embobados que se podía escuchar el vuelo de una mosca. Una voz que transmitía paz y sabiduría; de sus ojos brotaron lágrimas interiores recordando que traspasó océanos con el vuelo agitado de sus plumas de volantes.

La bailaora Tatiana, hija de Mariquilla, inició con su arte bailando el obsequio que los artistas le ofrecían a la reina; Juan Pinilla le brindó tientos y fandangos con el sonido inmenso que el maestro Juan Manuel Diaz cultivó durante años en su taller.

La voz granaína que estuvo ausente, pero no olvidada, retomaba su rango y volvía a vibrar en La Platería. Luis Heredia El Polaco, con el acompañamiento de Antonio de Migueles, puso su corazón al servicio de Mariquilla, que no pudo contenerse con el cante alegre de los tangos y subió a la nube de los artistas, dibujando la estela que se pierde en el horizonte. El Darro detuvo sus aguas, la Alhambra las cruzó para mirar por la ventana, bailaba Mariquilla.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *