El Yaya deja su esencia en sus hijos

El palmero malagueño Antonio Heredia El Yaya falleció en septiembre pasado, pero ha dejado su esencia en sus dos hijos, Rafael y José, que le organizaron un emotivo y multitudinario homenaje el pasado domingo en el Teatro ESAD (Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga).

Pese al terral inclemente que asoló Málaga ese día, los aficionados casi llenaron el teatro y aguantaron sin hacer excesivo ruido las cinco horas que duró el tributo, que fue un éxito de organización. Hacía mucho tiempo que no se veía en Málaga un homenaje de esta magnitud. El Yaya tuvo que ser muy grande para movilizar a tantos artistas como se dieron cita allí.

Arranca el acto con Dicen de mí, de Camarón, (Dicen de mí / que me amenaza el tiempo / dicen de mí / ay que si yo estoy vivo o muerto) mientras se muestran imágenes de El Yaya. A continuación, el guitarrista Pepe Satorre le hace entrega a su viuda y a la Peña Flamenca Juan Breva de sendos cuadros en homenaje al palmero malagueño.

Francis Bonela, visiblemente emocionado, le canta por cantiñas, acompañado por su hijo al toque. Previamente, Rafael El Yaya al cajón había abierto con su banda. El periodista Eduardo Bandera, hermano de Bonela Hijo, en la primera parte, y Paco Roji, en la segunda, ejercieron como maestros de ceremonias.

Debido al elevado número de artistas presentes, se organizaron en grupos. Uno de ellos lo componían Luis El Rubio, La Repompilla, Canito, el Tío Ramón y Manuel de la Josefa, al cante; Lucas Nanet y Camarón de Pitita, al toque; y Bastián Jiménez y Ramón Heredia, al baile. Interpretaron unas bulerías que precedieron a un buen amigo de El Yaya, El Chato de Málaga, que le cantó por soleá con Antonio Soto a la guitarra y Quico de Tiriri a las palmas.

Miguel Astorga, también muy querido por él, le brindó unas bulerías con Soto al toque. Chelo Soto hizo una salida de La leyenda del tiempo, de Camarón, para bordarlo después por tangos. Y Simón Román, con Camarón de Pitita a la sonanta, deleitó al respetable por bulerías.

Uno de los momentos destacados fue la actuación de Sergio Aranda con su cuadro y de otra estupenda bailaora, Ana Pastrana.Chato de Vélez, Luis Perdiguero y Niño Chaparro también se sumaron al homenaje con Chaparro de Málaga al toque.

Morenito de Íllora, acompañado por Luis Soto a la guitarra, se gustó por tangos y bulerías. Otro momento cumbre fue la actuación de José Parra, con Juan Moreno a la guitarra.

Guadiana, recién llegado de Madrid, canta por soleá y bulerías, con Camarón de Pitita al toque. Y la guinda la puso Antonio Canales por seguiriyas, con La Repompilla al cante y Juan Moreno y Camarón de Pitita a la bajañí.

Pero aún quedaba el fin de fiesta, que se inició con el momento más emotivo de la noche. José El Yaya, palmero clavado a su padre cantó al estilo de Diego Carrasco y, sobre todo, bailó al más puro estilo de su progenitor, con lo que puso al público en pie. “¿Qué tienes tú? / Yo no tengo nada. / Yo tengo el compás de mi padre El Yaya”. José El Gallo, Luci Montes, La India (su marido y su hijo) Carrete también se sumaron para homenajear a un artista irrepetible, El Yaya, que ha dejado su esencia en sus hijos.

Fotos: Laura Di Benigno – Universo Flamenco

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *