Ayúdame a tenerte informado

Actulizado 10:46 PM UTC, Sep 24, 2023

El Canijo de Jerez, ¿alguien da más?

El Canijo de Jerez1Voz: El Canijo de Jerez. Guitarra: Pedro Pimentel. Bajo: Fernando Lamadrid. Batería: Manuel Cabrales. Percusión: Carlos Merino. Lugar: Sala La Cochera Cabaret de Málaga. Día: Sábado, 15 de noviembre de 2014. Aforo: Dos tercios.

Marcos del Ojo, conocido artísticamente como El Canijo de Jerez, no sólo no olvida sus orígenes (formó parte de Los Delinqüentes) sino que los reivindica en cada actuación, a la par que a uno de sus predecesores, Kiko Veneno, del que sonaba Lobo López como preámbulo a la actuación en la malagueña sala La Cochera Cabaret, donde recaló la gira de presentación de su segundo disco en solitario, La Lengua Chivata.

Abrió el fuego de forma contundente, con el country and western del tema que da título al nuevo álbum, que hizo las delicias del jovencísimo público congregado para la ocasión, al que se metió en el bolsillo con A la luz del Lorenzo, primer hit de su ex grupo. Hola, buenos días es un tema luminoso, en el que no pudo evitar un problema de sonido que obligó a detener el concierto durante unos minutos. Sus seguidores, pese a todo, siguieron cantando la canción. Eso es fidelidad, sí señor. Una vez solucionado el problema (encomiable la labor de los técnicos de la sala), se refirió a él en tono jocoso: «Han puesto la freidora…» Risas.

Vuelve con un tema canalla, Gladiadores emplumados, al que siguieron Chatarrero de corbata y Colgado de las nubes, analógico versus digital, una invitación en toda regla a disfrutar de la vida. Para que el ambiente propicio generado no bajara ni un entero, arrostró Ella me quiere, que grabó en su día con Bebe, y que sus fieles corearon con absoluta veneración; y la bulería Sentimiento de caoba, primer single de su disco de debut como solista y un homenaje a Triana, pero en un tono íntimo y personal.

En Brújula perdida, predomina la base reggae, en tanto que La reina del fango constituye un himno callejero dedicado «a las mujeres guerreras y peleonas que hay por la calle». Pedro Pimentel, guitarrista excelso, aporta colorido a las canciones con sus punteos y realiza una introducción flamenquísima a Pájaro andaluz. Y no podía faltar una rumba garrapatera (el duende callejero, como él mismo lo define) marca de la casa, Si te pones triste. En esta onda más flamenca, se encuatra Vieja rata mentirosa («En este país, hay muchas, compadre…»), al menos en su grabación discográfica, en la que Chiquetete dejó su personalísimno eco jondo.

Para la despedida, no podía faltar un popurrí de Los Delinqüentes, que provocó el paroxismo de los presentes. Ya en los bises, sonaron, entre otras, Zapatos nuevos, al más puro estilo Inhumanos, el reggae Pirata del Estrecho; y El abuelo Frederick, en un adiós potentísimo, con salto al público incluido. Amén de un recuerdo emocionado al malogrado Miguel Benítez, se celebró un sorteo in situ, vía twitter, de un ejemplar del nuevo disco y aún hubo lugar para un fin de fiesta por bulerías. ¿Alguien da más?

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.