Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

El aura de Rafael Riqueni

Herencia‘. Guitarra: Rafael Riqueni. Lugar: Teatro Cervantes de Málaga. Día: Domingo, 27 de diciembre de 2020. Aforo: Media entrada.

Empiezan las cortinas rojas del Teatro Cervantes a recogerse y aparece una silla de enea, un micrófono y un monitor con un fuerte foco de luz blanca. A los pocos segundos aparece el genio Rafael Riqueni con su guitarra con paso lento, sin más.

Qué hablar de Riqueni que no sepamos. Ya con tan solo 14 años ganó los dos premios más relevantes de la guitarra flamenca.

En su concierto solista tocó por aires granaínos, soleá, zapateado, sevillanas, seguirillas, alegrías, farruca, bulerías, rondeña/tangos y remató por malagueñas.

Fueron muy interesantes las falsetas/detalles con arreglos propios en cada pieza dedicadas a sus compañeros y maestros de la guitarra flamenca, como Paco de Lucía, Tomatito y Manolo Sanlúcar, entre otros.

El aura que desprende Rafael mientras se le tiene delante es de un ser celestial, sobrenatural musicalmente hablando. El lenguaje que ofreció en su concierto fue exquisito, como toda su música. Rafael toca en otra dimensión, en otro tiempo, uno de esos equilibristas que caminan entre precipicios y cuando arriesgan en una nota o en una falseta, el personal se estremece.

Con este tipo de artista te das cuenta de lo infinita que es nuestra música, el flamenco, a dónde puede llegar y todavía sigue enriqueciéndose. En su caso, música entrelazada con el clásico como si de Albéniz se tratara.

Después de finalizar su rondeña y abandonar el escenario, volvió tras la ovación del respetable y dijo adiós por malagueñas, haciendo de nuevo un guiño al maestro Paco de Lucía. Otra vez más tenemos la suerte de disfrutar de otro músico del siglo XXI.

Fotos: Daniel Pérez / Teatro Cervantes

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *