Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Actulizado 11:09 AM UTC, Dec 4, 2021

Buen cante, ‘Güena Gente’ en Torremolinos

Cante: Antonio Reyes y Delia Membrive. Guitarra: Nono Reyes y Luis El Salao. Baile: Luisa Chicano. Palmas: Manuel de la Curra, Luisa Chicano, Tate Núñez y Sheriff Hijo. Lugar: Peña La Güena Gente de Torremolinos. Día: Sábado, 6 de noviembre de 2021. Aforo: Lleno.

En un recinto lleno hasta la bandera, en el que llamaba la atención la presencia de numerosos jóvenes, Juan Castillo, de la Peña Flamenca Amigos del Arte, anuncia que la actuación se va a dividir en dos partes, con un descanso de por medio. Presenta a los artistas y da paso a Delia Membrive, que rompe el hielo por soleá, acompañada por la guitarra de Luis El Salao. Buena forma de empezar.

Güena Gente

La jondura de la soleá da paso a unos tangos, a los que se incorporan a las palmas Luisa Chicano y Manuel de la Curra. Suena el estribillo que cantara La Repompa: “… La que quiera madroños/ que vaya a la sierra/… porque se están secando sus madroñeras”.

De aquí, la guitarra de El Salao nos transporta a Cádiz, por alegrías. Y aparece el baile majestuoso de Luisa Chicano, lleno de fuerza, coraje, esencia y elegancia. ¡Qué arte tiene esta bailaora! Luce también Membrive su potente y flamenca voz. Y Luis no se queda atrás con la guitarra, tocando como él sabe. El público los despide con un caluroso aplauso. El rostro de Clara, una joven estudiante de magisterio, aficionada al baile, irradia satisfacción; la misma que sienten todos los que presencian el acto.

Güena Gente

Tras esta breve actuación hay un descanso de veinte minutos, que da paso a Antonio Reyes, acompañado al toque por su hijo, Nono Reyes, y los palmeros Tate Núñez y Sheriff Hijo. Escuchamos una sentida soleá que recuerda a Camarón cuando canta: “… Sólo quisiera que con mirarte me comprendieras”.

Le siguen unas alegrías, que nos traen el aire festivo de Cádiz y luego unos tangos, en los que se luce la guitarra de Nono Reyes. Son los tangos de Juan Villar, preñados de poesía: “Yo sé que tú me quieres con delirio/ porque tus ojos no se apartan de los míos/ pero tu boca no es valiente pa’ decirlo/ y en el reloj del tiempo son minutos perdíos”.

Güena Gente

Con sentimiento y jondura, el cantaor chiclanero afronta una seguiriya. La guitarra de Nono, con su rasgueo, parece estar llorando; arranca los aplausos del público. Son momentos de recogimiento que se ven interrumpidos por el trepidante ritmo de una bulería. Con ella pretende despedirse el cantaor, pero la gente, la «güena gente”, quiere más y piden unos fandangos. Cantaor y guitarrista intercambian miradas y aceptan el reto. Antonio Reyes se levanta de la silla y canta con maestría por fandangos.
Es la despedida. Los asistentes al acto, satisfechos con el buen hacer de los artistas, puestos en pie, les brindan una sonora ovación.

Texto y fotos: Antonio y Lucía Gavilán.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.