Ayúdame a tenerte informado

Actulizado 10:03 PM UTC, Apr 14, 2024

Te amo

Me fui alejando lentamente de ti aquella media tarde de septiembre. Se fue quedando tu alma atrás, abatida, cercada por alambradas insalvables… Nuestro último beso se quedó flotando sobre el aire otoñal como una lágrima de gas… Cuando, de pronto, sentí tu presencia con mucha fuerza en el interior del vehículo, parecías un fantasma impregnado de jazmines y nardos envolviendo mis sentidos como el halo envuelve al santo… Paré en la orilla del camino torpemente; con temblor en mis manos… Sin atreverme a bajar los cristales del habitáculo; para evitar que te fueras flotando hacia otra parte…. Pensé en tu nombre y en tu piel, te besé con devoción de nuevo y hablamos de tantas y tantas cosas hasta que el amor nos anegó en llantos…

Y aún sigue la tarde desapacible… Llenos de tristeza están los álamos del parque… Como si le doliera al viento nuestra huida y se retorciera con violencia por las esquinas de mis huesos…
Esperando me quedo en este lado… Esperando… Esperándote….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.