Manuel Liñán, el bailaor más completo del panorama actual

‘Baile de autor’. Baile: Manuel Liñán. Cante: David Carpio. Guitarra: Manuel Valencia. Lugar: Teatro Alhambra de Granada. Día: Miércoles, 20 de noviembre. Aforo: Lleno (300 personas).

Manuel Liñán trajo a su barrio granaíno del Realejo el espectáculo ‘Baile de Autor’ y lo hizo ante un público que le agradeció con entusiasmo la entrega que muestra cada vez que tenemos la suerte de disfrutarlo por estos lares. Hay que ver la que liaron bailaor, cantaor y tocaor. Los tres se bastaron para llenar el espacio escénico y acústico del acogedor Teatro Alhambra.

Liñán no necesita valerse de elementos sofisticados para montar sus coreografías. Tan sólo necesitó seis farolillos, tres sillas y un recipiente con agua para montar toda una atmósfera onírica, en la que expresa su manera de entender, de sentir y de soñar el baile. Se desenvuelve en las alturas, encaramado en las sillas que le van colocando sus acompañantes, baila con los pies en el suelo con vertiginosos taconeos que acaban en figuras estáticas y taconea en el agua chapoteando a compás de cuatro por cuatro.

Sonaron malagueñas, tangos marianos, martinetes, siguiriya en la poderosa guitarra de Valencia, soleá rematada por bulerías , cantiñas y alguna que otra melodía incunable de sabor más vanguardista. La extensa soleá fue uno de los palos más destacados de la noche porque se aunaron la maestría del baile, el torrente de voz de Carpio y la magestuosa guitarra de Valencia. Por Cádiz, Manuel baila con bata de cola y mantón, pero no baila de mujer, si no que utiliza estos elementos de tradición femenina para enriquecer su forma de expresión conservando un estilo que se antoja varonil.

El baile que se marca en el agua es muy efectista y refrescante, evocando al niño que chapotea en los charcos tras un día de lluvia. Los taconeos impulsan el líquido elemento componiendo estampas de gran belleza visual y resultando milagroso guardar el equilibrio en los giros en circunstancias tan adversas.

Entre el público Marichú, la que fuera la primera profesora de Liñán, que llevó a un buen número de sus alumnos para aprovechar la ocasión de ofrecer una clase magistral a través de este bailaor, que es el más completo del panorama actual.

La calidad del espectáculo es más que notoria por la riqueza creativa que Liñán atesora como coreógrafo y la calidad artística indiscutible del baile, toque y cante, además de un sonido e iluminación extraordinarios.

En pocos días, Manuel Liñán vuelve a Granada, con su nuevo espéctaculo !Viva! con las entradas agotadas desde que se pusieron a la venta. El acontecimiento tendrá lugar el próximo 5 de diciembre en el Teatro Isabel la Católica. No faltaremos a la cita.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *