Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Actulizado 12:48 PM UTC, May 15, 2022

Manuel de la Tomasa, cante grande con sello propio

Cante: Manuel de la Tomasa. Guitarra: David de Arahal. Palmas: Yoni Torres y Manuel Heredia.
Lugar: Peña Flamenca El Melón de Benamejí. Día: Sábado, 11 de diciembre de 2021. Aforo: Lleno.

Manuel de la Tomasa está en el mejor momento de su carrera artística y prueba de ello fue el recital que dio el pasado sábado en la Peña Flamenca El Melón de Benamejí.

Comenzó por malagueñas, la primera («Se me apareció la muerte»), la segunda («Vente tú conmigo a mi molino»), estilo de El Mellizo, que remató por abandolaos, demostrando que tenía ganas de poner su firma para el recuerdo en esta Peña.

Con la voz ya caliente, soleá («Fui piedra y perdí mi centro y me arrojaron al mar»). Aquí empieza a demostrar la dinastía a la que pertenece, su forma de ligar los estilos es de otros tiempos. La guitarra de David de Arahal está medida a la perfección y cada vez se encuentran más a gusto. En las alegrías de Cai («Soy aquel contrabandista»), la letra llega a los presentes, ya que estamos en tierras de José María El Tempranillo.

Para terminar la primera parte, tientos («Ayer te vi con otro y estoy loquito perdío'»), que remató por tangos («Yo voy con mi caravana buscando el agua del río») con el respetable ya de pie.

Tras un breve descanso, comienza la segunda parte, con cante grande por seguiriyas («Sentaito’ estaba yo en mi petate»). Aquí realiza un recorrido en el tiempo, su voz te cala, te llega a los tuétanos; si a esto le añadimos la guitarra, con una sensibilidad especial, tenemos el momento mágico de la noche.

Seguidamente, se rompe por fandangos («La mentira y el dinero viven en palacio de lujo») y termina por bulerías («Yo quisiera hacer un mundo nuevo para quitar la miseria y curar al enfermo») inundando la noche de ritmo y compás, donde las palmas de Yoni Torres y Manuel Heredia pusieron sonido a ese mundo sonoro y acompasado, se marcharon por la puerta grande y nuevamente con el respetable de pie.

Ver cómo estos artistas jóvenes actúan con tanta profesionalidad es un verdadero espectáculo; la sabiduría que atesoran, las ganas y entusiasmo con el que pisan las tablas es algo fuera de lo normal.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.