Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Jesús Méndez, monumental por seguiriyas

XVIII Aula de Flamenco de MálagaCante: Jesús Méndez. Guitarra: Antonio Higuero. Lugar: Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia de Málaga. Día: Lunes, 10 de mayo de 2021. Aforo: Lleno.

Jesús Méndez comparecía en el Aula de Flamenco de Málaga después de muchos meses ausente de los escenarios por la pandemia -tiempo que aprovechó para grabar su nuevo disco, ‘Recordando a La Paquera de Jerez’, que verá la luz en breve-, lo cual no fue óbice para que ofreciera un recital de muchos quilates, con un gran Antonio Higuero al toque, y se mostrara monumental por seguiriyas.

Jesús Méndez

Principia y se templa el cantaor jerezano por alegrías, con la guitarra ensolerada de Higuero. Prosigue por soleá, con una larga tanda que arranca en Alcalá («El paño fino en la tienda, una manchita fue y le cayó, se ha vendido por bajo precio, porque ha perdido su valor»), con Higuero ajustado como un guante al toque. Momento álgido.

«Venimos de mucho tiempo sin pisar los escenarios y son momentos de sensaciones nuevas; estamos disfrutando mucho», confiesa el cantaor jerezano. «Y también nosotros», le replica alguien del público antes de continuar por tientos, con poso y hondura, y tangos, en los que evoca a Pastora, gusta y se gusta.

Jesús Méndez

Por seguiriyas, que brinda a Alfonso Queipo, Álex y El Chato de Málaga, allí presentes, evoca a Manuel Torre y a Paco La Luz, e Higuero le corresponde con una gran falseta que suscita los oles del respetable. Acto seguido, Jesús Méndez llega hasta el tuétano del cante con su quejío hiriente en la cabal de Manuel Molina. Los vellos como escarpias. Momento culmen. Los aficionados disfrutan de lo lindo y lo expresan sin reservas.

En los fandangos naturales, puro sentimiento, se acordó de El Chocolate y, ya en pie y sin amplificación, de Caracol y del añorado Juan Moneo Lara El Torta («De madrugá yo sentí que me seguía, un perro en la madrugá, me ofreció su compañía, sin pedirme a cambio ná’, lloraba y yo lo entendía»).

Jesús Méndez

Dijo adiós por bulerías de su tierra, con denominación de origen y el soniquete característico en el toque. Un gozo para los sentidos y para el alma. «Anoche me encontrë con El Torta en La Plazuela, lo escuché cantar y lloré». El público lo despidió enhiesto y con un calurosísimo aplauso.

Jesús Méndez

Fotos: Laura di Benigno (Universo Flamenco)

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.