Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

El Granaíno y Samuel Serrano funden los metales en Coín

VII Bienal de Málaga. ‘Se funden los metales’. Cante: Pedro El Granaíno y Samuel Serrano. Guitarra: Patrocinio Hijo y Antonio Higuero. Baile: Manuela Ríos. Percusión y teclado: Melchor Borja. Palmas: Manuel Cantarote y José Rubichi. Lugar: Plaza Alameda de Coín (Málaga). Día: Viernes, 30 de julio de 2021. Aforo: Lleno.

Tras la presentación, realizada por el flamencólogo Gonzalo Rojo, toma la iniciativa Samuel Serrano, de pie, a palo seco, con uno de los palos matrices del flamenco y poco cultivado en la actualidad: las tonás. “La plazuela está de luto// y el alma la tiene rota// ¿por qué te fuiste tan pronto, Juan de los Moneo, Torta?

Cambia de tercio y nos traslada a Cádiz por alegrías. Acompaña la guitarra de Antonio Higuero. Prosigue el cante festero con una bonita letra: “Bendita el agua que traen los ríos// bendito el aire de la mañana y mi destino// bendita luna, que nos alumbra las largas noches en los caminos… Sagrado el fuego que nos calienta cuando hace frío”.

Y vuelve el cante profundo del chipionero con una seguiriya, en la que se atreve a ponerse de pie y cantar sin micro. Termina con unas conocidas bulerías: “Yo no puedo vivir de esta manera// y el perfume de tu amor me está matando…// lo que tú has hecho conmigo/ aunque yo te lo perdone// no te lo perdona nadie…”

Con este cante da paso a Pedro El Granaíno, que aparece sobre el escenario, acompañado por Patrocinio Hijo, con una imponente soleá: “Dijiste que me querías// y olviándote’ ya estabas// al tiempo que lo decías.// Mira que yo no soy de bronce// que una piedra se quebranta// a fuerza de darle golpes…” Tuvo un recuerdo para Enrique Morente y su Soleá de los cañaverales: “Los pájaros eran clarines// entre los cañaverales…”

Sabemos que Camarón es un referente para El Granaíno y ahí aparece el maestro en los tientos-tangos: “Que yo seré como la mimbre// y aunque cien años dure// que la bambolea el aire// pero se mantiene firme…” Y llega la inolvidable Leyenda del tiempo, de Lorca: “Nadie puede abrir semillas// en el corazón del sueño.// El sueño va sobre el tiempo// flotando como un velero…// ¡Ay como canta el alba, cómo canta!// qué témpanos de hielo azul levanta”. ¡Sublime tema!: letra de Lorca, la voz de Pedro, el toque de Patrocinio Hijo y el teclado de Melchor Borja.

“¡Suena a Camarón!”, le grita alguien desde el público cuando se escucha: “Con la luz del cigarro// yo vi el molino// se me apagó el cigarro// perdí el camino.” Y el granadino enlaza con la rumba Carmen, que cantara Paco Reyes El Paquiro. Patrocinio Hijo alterna protagonismo con el cantaor. “¡Qué buen guitarrista!”, sentencia el respetable.

Con los tangos de Remedios Amaya (“Vengo de tierras lejanas// donde habitaban los sueños…// ¡Ay, tus labios pa mí, turú, turai…”) se cierra la actuación.

Pero queda el fin de fiesta, en el que, en un mano a mano, Samuel Serrano y Pedro El Granaíno, acompañados por las dos guitarras, palmeros y percusión, nos traen la bulería: “Dicen que para cantar hace falta afinación// tener buenas facultades y tesitura de voz// cuadricular el compás y cuidarse bien la voz// y se olvidan de mentar que hace falta corazón”. Toda una declaración de principios.

Y para rematar la noche, ambos cantaores interpretan una soleá por bulerías, en la que sorprende la irrupción de la bailaora sevillana Manuela Ríos en un equilibrio perfecto de fuerza, sensibilidad y arte. Con una cerrada ovación el público despide a los artistas.

Fotos: Antonio Pastor (Agencia Punto Press).

Galería fotográfica por Antonio Pastor.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.