El arte de Jerez hace escala en Fuengirola

Con motivo del 50 aniversario de la Fiesta de la Bulería, se celebra con éxito por vez primera en la provincia malagueña

Jesús Méndez2

I Feria de la Bulería de Málaga. Cante: José Carpio ‘Mijita’, Jesús Méndez, Capullo de Jerez, Luis El Zambo, Tía Juana La del Pipa, Samuel Serrano y Rancapino Chico. Guitarra: Pepe del Morao, Miguel Salado, Manuel Jero, José Ignacio Franco, Luis El Salao y Antonio Higuero. Palmas: José Peña, José Rubichi, Carlos Grilo, Luis Monge, Rambo, Barullo y David Roca. Lugar: Plaza de toros de Fuengirola (Málaga). Día: Viernes, 4 de agosto de 2017. Aforo: Casi lleno.

Resulta un indudable acierto, por parte de los organizadores, que realicen una traslación de la Fiesta de la Bulería jerezana a la provincia malagueña. Acostumbrada la afición local a escuchar los cantes de Málaga, agradeció sin duda el predominio de los palos de compás, especialmente la bulería, desoyendo el requerimiento realizado por el maestro de ceremonias del evento, Gonzalo Rojo, de que interpretaran algún palo típico de la zona. Por no hablar del numeroso público joven que congregó, un éxito en toda regla.

Abrió el fuego José Carpio ‘Mijita’ por tonás. Luego, con la guitarra solvente de Pepe del Morao, cantó soleá por bulerías, que dedicó a Manuel Moneo, que no actuó finalmente aunque estaba anunciado en el cartel; seguiriya, fandangos y unas bulerías marca de la casa. Mostró garra y lo dio todo.

José Carpio Mijita2

El gran Jesús Méndez, con Miguel Salado al toque, se mostró portentoso, dando las cinco pesetas del duro. Interpretó seguiriyas, fandangos y bulerías, en las que evocó a Caracol con La Salvaora. Espectacular.

Jesús Méndez1

Turno para Capullo de Jerez, personaje que trasciende su faceta cantaora. Sobrado de compás, cantó por soleá y bulerías, con la sonanta de Manuel Jero, provocó al dedicarle una letra al Real Madrid y supuso un punto de inflexión en una noche tan especial.

Capullo de Jerez

De la heterodoxia del Capullo… A la ortodoxia de Luis El Zambo, de quien el propio Miguel Poveda se declara deudor. Con la bajañí de Miguel Salado, exhibió pureza y autenticidad por soleá, seguiriya y bulerías. Puro Jerez.

Luis el Zambo

Tía Juana La del Pipa, con la guitarra de José Ignacio Franco, interpretó, con su característica voz rasgada, tientos-tangos, soleá, fandangos y bulerías. Auténtica. Arte a raudales.

Tía Juana

La revelación de la noche fue Samuel Serrano, jovencísimo y prometedor cantaor que, con la sonanta de Luis El Salao, levantó al público de sus asientos. Atesora una voz poderosa y flamenquísima, un joven que canta con voz de viejo. Cantó por fandangos y bulerías. Una gratísima sorpresa. Correspondió a la petición del respetable con otro fandango y provocó lágrimas de emoción en este cronista.

Samuel Serrano

Cerró el festival Rancapino Chico, que se está consolidando como un gran artista. Con su voz, dulce como el almíbar, y el eco de su padre, pero con personalidad, se metió al público en el bolsillo desde el primer momento y le puso los vellos de punta por tangos. Sin tener una gran voz, canta con sumo gusto. Evocó a Pansequito en las bulerías y también interpretó fandangos y zambra, con Caracol y su padre en el recuerdo. Una noche memorable.

Rancapino Chico1

Fotos: Alfredo Canales

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *