Ayúdame a tenerte informado

Actulizado 3:38 PM UTC, Apr 18, 2024

Alcaucín apuesta por los jóvenes valores del flamenco

XXXV Festival Flamenco de Alcaucín. Cante: Pepe Calayo, El Perrete, Esmerada Rancapino, Ezequiel Benítez, Raúl El Balilla. Guitarra: José Román, Rubén Levaniegos, Antonio Higuero, Paco León y José Cortés El Pirata. Baile: Matías Campos e Isa Vega. (Cante: Abraham Campos. Guitarra: Mario Parrana. Cajón flamenco: Robert Moreno). Presenta: Antonio Gavilán. Lugar: Plaza de la Constitución de Alcaucín (Málaga). Día: Viernes, 4 agosto 2023. Aforo: Lleno.

Pepe Calayo llega acompañado por Eli Córdoba, al cante; José Román y Manuel Martínez, a la guitarra y Mónica Romero, al compás. Calayo, buen conocedor de todos los palos del flamenco, arranca con una bambera: «Qué triste será en la mar// pasar la noche sin luna.// Pero más triste es vivir// sin esperanza ninguna// acordándome de ti». Prosigue por peteneras, grande y chica, para pasar después a los tientos-tangos. Eli Córdoba toma el relevo por bulerías y Pepe completa su turno con fandangos de Huelva. El público jalea la actuación de su paisano.

Había causado mucha expectación El Perrete. Empieza, con brío, con una malagueña y abandolao. Es un lujo disfrutar la guitarra de Rubén Lebaniegos, plena de fuerza expresiva. El pacense trae a continuación guajiras, cantes de ida y vuelta muy bien interpretados. Y termina con un ramillete de fandangos.

Alcaucín, en esta edición de su Festival, ha realizado una apuesta por los jóvenes; muestra de ello es Esmeralda Rancapino, arropada por la guitarra del jerezano Antonio Higuero, además de cajón y dos palmeros. Canta por alegrías, imprimiendo un estilo personal. Muestra su jondura con una soleá de Cádiz: «Que toquen a rebato// las campanas del olvido…// Vengan a apagar este fuego// que te quita el sentío». Por tientos-tangos despliega la nieta de Rancapino su compás. Y termina por bulerías, con un guiño a Valderrama. La meta de la joven cantaora es «llegar hasta donde Dios quiera», sin duda, tendremos ocasión de verla volar muy alto en el cante.

Llega el turno del baile, con Matías Campos e Isa Vega. Matías es un ídolo local. Con sólo catorce años tiene un porte, un estilo y un aplomo impropios de alguien de su edad. Este año, sin ir más lejos, ha sido ganador de la VII edición de Tierra de Talento, en la categoría infantil. Ahí lo tenemos bailando por farruca. Le da la réplica Isa Vega, con una soleá por bulerías y se despide Matias por soleá. Tiene Alcaucín una fuente llamada de los Cinco Caños, que a decir de todos nunca se ha secado, de esa fuente bebe el bailaor: ¡Que su arte nunca se seque!

Sube al escenario Ezequiel Benítez. Canta tientos y soleá por bulería, con el buen acompañamiento a la guitarra, como siempre, de Paco León. No podían faltar los fandangos de cosecha propia: “El perdón y la verdad// recomiendo a mis amigos// no te dan enemigos,// te regalan libertad// y te sientes bien contigo”. Y enlaza con bulerías, en las que se marca una pataíta y canta sin microfono. El público disfruta con la frescura y el salero del jerezano.

Otro cantaor joven va a cerrar esta noche flamenca: Raúl El Balilla. Comienza con la profundidad del cante de las minas, muy bien acompañado por la guitarra de José Cortés El Pirata, que ejecuta de modo sobrio y certero. El Balilla tiene una voz limpia y potente. En los cantes de la tierra cartagenera que le vio nacer, demuestra su talento natural para el cante. Cambia de tercio por alegrías. Se conduce bien por bulerías y remata con un recuerdo de su admirado Camarón, interpretando Como el agua. Los aficionados, que abarrotan la Plaza de la Constitución, con la iglesia de Nuestra Señora del Rosario y el Ayuntamiento como testigos, despiden a los artistas, puestos en pie, con un caluroso aplauso.

Fotos: Antonio Gavilán.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.