José Luis Lastre deleita con su toque personalísimo

Presentación del disco ‘Mi mejor sueño’. Guitarra: José Luis Lastre. Bajo: Paco Peña. Artista invitado: Miguel Astorga (cante). Lugar: Peña Flamenca La Repompa – Castillo Bil Bil de Benalmádena (Málaga). Día: Martes, 30 de abril de 2019. Aforo: Lleno.

José Luis Lastre presentaba ‘Mi mejor sueño’, su disco de debut, en la Peña Flamenca La Repompa de Benalmádena, con la sola compañía del bajo de Paco Peña, y fue más que suficiente para deleitar al respetable con temas propios y revisiones de clásicos con su toque personalísimo.

Lastre es un estupendo guitarrista y resulta una verdadera delicia escucharlo en directo. La rumba inicial, Junto al mar, es toda una declaración de principios, del importantísimo papel que juega el entorno marino en la vida del guitarrista de La Cala del Moral, que le ha servido a su vez de inspiración en la composición del álbum. Y todo ello con el colchón rítmico de Paco Peña al bajo, que ha acompañado a artistas de la talla de Vicente Amigo o Dorantes.

En Summer time, donde fusiona el flamenco con el jazz, surge desde el público el quejío personalísimo de Miguel Astorga, que no estaba anunciado en el cartel y que le puso los vellos de punta al más pintado. Astorga participó en la grabación de este tema en el disco y Lastre hizo lo propio en el álbum del cantaor malagueño.

Por malagueñas, exhibe una digitación precisa y homenajea a Álora, cuna de este palo y de su madre, allí presente. Y le dedica el bolero Obsesión al club de Remo de Torremolinos, que también se encuentra representado entre los asistentes, una delicia.

También coquetea con la salsa. Caras de satisfacción sobre el escenario. Gustan y se gustan. Así da gusto, valga la redundancia.

Lastre interpreta una soleá flamenquísima antes de arrostrar en solitario una pieza que parte de una Suite de Bach. En esa línea, ofrece una taranta de Borrull que fusiona con la música de Miles Davis.

El guitarrista malagueño consigue lo que se propone con este disco, según propia afirmación: “Quiere llegar al gran público, intenta huir de artificios técnicos guitarrísticos, demostrando que la guitarra tiene capacidad de transmitir y acercarse tanto al público entrenado como al neófito”. Resulta una grata sorpresa, amenísima y deliciosa.

Lance de alba son las alegrías de Cádiz transportadas a la costa malagueña, con las que Lastre evoca la tirada del copo (arte de pesca típicamente malagueño caído en desuso) en las primeras luces del amanecer.

Otra delicia, ya en la recta final, fue el bolero Soñar contigo, de Zenet. La guitarra canta y le suena a gloria bendita con el soporte impagable del bajo. Dijo adiós por bulerías.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *