Antonia Jiménez, la mejor guitarrista flamenca de todos los tiempos

III Festival de la Guitarra de Granada. Guitarra: Antonia Jiménez. Percusión: Miguel El Cheyenne. Lugar: Corrala de Santiago de Granada. Día: Jueves, 18 de julio de 2019. Aforo: Lleno (100 personas).

La Corrala De Santiago, hoy en día residencia temporal de profesorado y alumnado de la Universidad de Granada, acoge en su patio central innumerables muestras de eventos culturales, muchos de ellos de carácter flamenco. En la calurosa noche de ayer, hizo su presentación la guitarrista flamenca Antonia Jiménez. Ya sorprendió gratamente hace unos días acompañando a la bailaora Olga Pericet, por lo que interesaba escucharla en su faceta de solista.

Entra en el escenario sola, se sienta y coloca la cejilla en el segundo traste, empieza a sonar una taranta, matizando mucho las notas. Exhibe una gran técnica de pulgar con la mano derecha y ligados en la izquierda. Los dedos son finos y largos, va toda de negro, inclusive su camisa con flores estampadas y le cae un mechón de pelo que le tapa medio rostro.Introduce algunos cromatismos que enriquecen la cadencia andaluza de este característico palo en Fa sostenido.

Terminado el primer tema, se presenta al público y se declara una enamorada de Granada. Presenta a Cheyenne, conocido percusionista granadino que la acompañaría hasta el final de la actuación. La segunda pieza son unos tanguillos con aires de guajira con la cejilla en el traste uno. Efectivamente, consigue un híbrido entre tanguillo y guajira que coge lo característico de ambos en una composición magistral.

En tercer lugar ejecuta un tema, como todos los que hizo de cosecha propia, con una armonía poco convencional por la tonalidad y el uso de acordes suspendidos.

Continúa por tangos llenos de alzapúas ejecutados con brillantez, falseta moruna, acordes de paso y más alzapúas y va perfecta de compás. Sigue con la cejilla en el 2, y hace un toque libre de bonita melodía con entrada de granaína que desemboca en alegrías.

Y para finalizar interpreta un romance que suena primero a clásico y luego a bulerías. Con la guitarra apagada, deja protagonismo al percusionista y alterna arpegios con pulgar y picados. Mis sospechas se confirmaron, estamos ante una extraordinaria guitarrista. Antonia Jiménez es la mejor guitarrista flamenca de todos los tiempos. Salvo mejor parecer.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *