Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Actulizado 10:57 PM UTC, Sep 26, 2022

Ecos del Rocío, el corazón al compás de las sevillanas

Summer Fest. ‘Gira para el recuerdo y la despedida 2022’. Ecos del Rocío. Voces: Miguel y Jesús Moyares y Paco Izquierdo. Guitarra: Juan Manuel Niño. Lugar: Recinto Ferial de Alhaurín El Grande (Málaga). Día: Viernes, 26 de agosto de 2022. Aforo: Lleno.

Aunque las sevillanas son un género en sí mismo, también son, no se olvide, un palo flamenco. Pero además, en este caso, se trataba de la gira de despedida de un grupo señero, Ecos del Rocío, con cuarenta años de trayectoria artística a sus espaldas. Ofrecieron un recital sumamente emotivo en Alhaurín El Grande, cuyo recinto ferial abarrotaban sus seguidores, entregados a la causa desde el primer momento. «Donde quiera que vayamos el corazón va a seguir latiendo al compás de las sevillanas», sentenciaron.

Repasaron sus éxitos de cuatro décadas durante casi dos horas de concierto. Abrieron el fuego con Enamorado de ti y continuaron con El día de la madre («No sabes lo que vale hasta el día que la pierdes»). Emoción a raudales.

Le cantaron a Una novia chiquitita, La mentira y la verdad, a un alumno que se enamora de su profesora (Señora) o a la Ama de casa con el denominador común de la emoción a flor de piel. «Qué me gusta veros la cara. Gracias por tanto cariño», comentó Miguel Moyares.

«Ahora nos vamos a ir un ratito al Rocío, que es un manantial de alegría», prosiguió Moyares antes de enunciar Los mandamientos («para ser un buen rociero»), dedicarle una letra a la Blanca Paloma escrita esa misma tarde y rematar la tanda con su hit Porque te llamas Rocío («tu nombre qué bien me suena»).

Y de uno de sus clásicos a otro, el jocoso En la casa de mi madre («Que no te quiero, a que me voy con mi madre, que hoy tenía puchero»). Y, a continuación, sentido homenaje al padre en Aquel amigo (Yo sólo tuve un amigo, mi padre»).

La emotividad no decae en ningún momento ni la entrega del respetable, al que premian con Mi querido público. Prosiguen con Mi pequeño Manolillo («Cómo le digo que enamorarse es malo»), Acurrúcame contigo (dedicada a las abuelas), Abuelo («En mis brazos lo columpio para ver si dice abuelo») y Andalucía.

Ya en la recta final, interpretan Te quiero y Las 50 primaveras. «La madre que nos parió se fue al cielo para que siguiéramos juntos», confiesa Miguel Moyares. Los vellos como escarpias.

Aún sonarían José el marinero, La limosna (emotiva carta de un abuelo al presidente del Gobierno) y de nuevo Mi querido público, con la que dicen adiós, si bien conceden un bis (Cuatro hermanos) ante la insistencia del respetable. «Cuatro londros con el mismo trino y amigos de verdad». Lo dicho, el corazón al compás de las sevillanas.

Fotos: Pili Cabrera

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.