Ayúdanos a mantener Pellizco Flamenco

Carrete y su cuadro deleitan en el Día del Flamenco

Día Internacional del Flamenco. Cuadro Flamenco de Carrete. Baile: Carrete y Luisa Chicano. Cante: Manuel de la Curra y José Manuel Fernández. Guitarra: Antonio Soto. Percusión: Francisco El Fósil. Organiza: Diputación de Málaga. Lugar: Centro Cultural María Victoria Atencia de Málaga. Día: Lunes, 16 de noviembre de 2020. Aforo: Lleno.

El 16 de noviembre de 2010, la UNESCO declaró al Flamenco Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, y diez años después, los artistas, la afición, las peñas y las instituciones venimos celebrando esta manifestación cultural como símbolo de identidad de los andaluces.

Carrete

Colegios, medios de comunicación, peñas flamencas y escuelas de baile han celebrado tan importante acontecimiento. Los niños ondeaban alegres los dibujos conmemorativos que habían coloreado, los mayores investigan buscando información que responda a las preguntas que su profe les había formulado, cumplimentar las fichas confeccionadas para las distintas áreas centradas en el estudio del flamenco.

Agradecemos y aplaudimos que los centros educativos y el profesorado se involucren en este arte y que cuenten con las peñas flamencas de su localidad para que les presten colaboración.

La Diputación de Málaga, como todos los años, organiza un espectáculo, en este caso en el Centro Cultural María Victoria Atencia de calle Ollerías y con el prestigioso bailaor malagueño Carrete, quien junto a su cuadro flamenco deleitó a los asistentes.
Víctor González, diputado de Cultura de la Diputación, y Antonio Roche, director del Área de Cultura, asistieron al acto al igual que artistas, aficionados y representantes de peñas flamencas, con su presidente, Diego Pérez.

Con aforo reducido conforme a la normativa, el acto comenzó con la presentación de Pepelu Ramos, que señaló la importancia de la declaración del Flamenco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad hace diez años en Nairobi (Kenia).

El dulce toque de Antonio Soto anunciaba la apertura artística de la noche; las voces de Manuel de la Curra y José Manuel Fernández y el cajón de Francisco El Fósil reivindicaban por tonás la fortaleza de las columnas que sostienen la grandeza de este cante.

Aparece la silueta, la sombra inconfundible del maestro Carrete, que se arranca por seguiriyas, baile largo y acentuado aderezado con el sabor de la sal malagueña. Se entrega y crece en la ceremonia sagrada del escenario. Continúa Soto con bellos acordes y predominio del bordón, que anuncia el estallido del movimiento, del color de las imparables alegrías; los pies de La Chicano besan las tablas mandando el compás de palmas y cajón que respira en sus entrañas. Su entrega la muestra como una bailaora de raza, que siente y transmite los golpes que marca su corazón. Como hojas locas de otoño, zigzaguean sus dedos que armoniosamente mecen las ramas dulces en el espacio, recreando y componiendo la bellísima figura de bailaora.

Una silla en el centro del escenario y un sombrero solitario, lentamente se acerca el maestro Carrete, marcando y creando la figura esbelta de bailaor; silencio sepulcral que se rompe con el tímido repiqueteo de llamada que reclama a Manuel y José Manuel y su quejio minero del taranto, que ejecuta con la sabiduría y saber añejo del que se gusta y baila para gustar.

Finaliza su actuación por tangos, invitando a La Chicano a formar dúo, que alegremente y con esta estampa se despide de un público que lo quiere y despide en pie con el aplauso que se le ofrece a los mejores.

Dibujos: Trabajos de Educación Infantil y Primaria de Keira, Lilja y Meriet.

Fotos: Laura di Benigno (Universo Flamenco)

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *