Sara Baras vuelve a triunfar en Málaga con cinco llenos consecutivos

Dirección, coreografía y baile: Sara Baras. Artistas invitados: José Serrano (baile) y Tim Ries (saxofón). Música: Keko Baldomero. Cuerpo de baile: María Jesús García Oviedo, Charo Pedraja, Cristina Aldón, Sonia Franco, Daniel Saltares y David Martín; Guitarra: Keko Baldomero y Andrés Martínez. Cante: Rubio de Pruna e Israel Fernández. Percusión: Antonio Suarez y Manuel Muñoz. Lugar: Teatro Cervantes de Málaga. Día: Sábado, 25 de noviembre de 2017. Aforo: Lleno.

La genial bailaora Sara Baras vuelve a triunfar en Málaga, en este caso con su espectáculo ‘Sombras’, con el que ha logrado cinco llenos consecutivos. ‘Sombras’ da comienzo con una coordinación perfecta, se quejan las voces de Rubio de Pruna e Israel Fernández por farrucas; hay un entendimiento total entre todos los bailaores y bailaoras y llega la protagonista con su baile, que definiría como: coordinación, finura y genio al mismo tiempo. El cantaor Israel Fernández se fusiona plenamente con la gaditana, cantándole la farruca con un temple y compás perfectos.

 

Continúa el cuerpo de baile con un romance-martinete, mientras la genial bailaora se prepara para bailar una serrana, dando rienda suelta a sus brazos y piernas. Se trata de un cante que prácticamente no se hace en los festivales de verano. Sigue un zapateado del cuerpo de baile para, inmediatamente, pasar a un precioso vals flamenco en el cual se funden Sara y su  pareja José Serrrano, gran bailaor cordobés.

Y pasamos a la mariana, cante que interpretaron mucho los cantaores Bernardo el de los Lobitos o José Menese, por citar algunos. Es un tipo de cante que no marca un compás a la perfección, sin embargo la coreografía de Sara y la música de Keko Baldomero la llevan a su sitio. Continúan con unos tangos con letra de José Serrano a los que ponen su voz Rubio de Pruna e Israel Fernández. Sigue la travesía del cuerpo de baile.

Y nos vamos a la tierra de la genial bailaora; hacen un recorrido por todo Cádiz y sus puertos, desde las alegrías a las cantiñas, romeras y demás, con una ejecución en el baile, por parte de toda la compañía, maravilloso. Y cuando la artista principal lo hace, se crece sin duda alguna. Hay un momento en el que aparece el genial saxofonista Tim Ries, colaborador de los Rolling Stones, y comienza a simular con su instrumento un barquito de vapor. Junto a Sara, van acelerando el ritmo hasta meterse en un perfecto ritmo y compás por alegrías, donde los cantaores y chicas del cuerpo de baile dan rienda suelta a las palmas con una perfección incomparable, hasta arrancar el aplauso del publico presente.

Llegando casi al final del espectáculo, se arrancan por bulerías, uno de los estilos del flamenco mas difíciles según el genio Camarón. Comienza el cuerpo de baile y enseguida dan rienda suelta a los geniales cantaores Israel Fernández, natural de Toledo pero con ascendencia andaluza, y Rubio de Pruna, con ascendencia cordobesa. Interpretan unas letras de pie junto a la bailaora protagonista, que da soltura a sus pies. Algo digno de ver. Nueva colaboración de Tim Ries, que, con su saxofón, ofrece un final con progresiva aceleración sin salirse del compás en ningún momento. Ole.

Vuelve a su sombra, que la ha perseguido durante toda su carrera, la farruca, y nos regala un taconeo al ritmo de la misma con nueva colaboración de Tim Ries.

Y fin de fiesta con toda la compañía donde la protagonista invita a casi todos los componentes a darse una pataita; en definitiva, un espectáculo perfectamente organizado, hecho desde el alma y de corazón. Lo demuestra el hecho de que Sara Baras ha logrado un lleno absoluto en el Cervantes del 22 al 26 de noviembre.

Fotos: Daniel Pérez / Teatro Cervantes

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *