Niña Pastori hizo feliz a su público en Fuengirola

Feria del Rosario de Fuengirola 2018. Cante: Niña Pastori. Percusión y guitarra: Chaboli. Bajo y guitarra: Joni Losada. Guitarra acústica y flamenca: Manuel Urbina. Piano: Luis Guerra. Batería: Yuri Nogueira. Coros: Toñi Nogaredo y Sandra Zarzana. Lugar: Palacio de la Paz de Fuengirola (Málaga). Día: Lunes, 8 de octubre de 2018. Aforo: Lleno.

Niña Pastori acudió al encuentro con sus seguidores fuengiroleños, tras colgar el cartel de ‘No hay billetes’ el mismo día en que se pusieron las entradas a la venta, y su espectáculo estuvo a la altura de las expectativas generadas. La gaditana, que suena flamenquísima cante lo que cante y pellizca con su voz, ofreció un repaso de sus numerosos éxitos ante un público entregado desde el inicio al que hizo feliz.

Con una bellísima puesta en escena, abrió con Acaríciame la cara, al que siguió uno de sus clásicos, Amor de San Juan (“La música suena, tirititrán…”), en el que cedió el testigo al respetable para que cantara.

En Puede ser, estuvo perfectamente secundada por Toñi Nogaredo y Sandra Zarzana a los coros, antes de arrostrar el archiconocido Cuando nadie me ve, de su amigo Alejandro Sanz, y Desde la azotea. Agradeció la buena acogida que le dispensa siempre el público malagueño, al que le cantó seguidamente por bulerías, homenaje a Los Chichos (Ni más ni menos) y pataíta de arte incluidos.

Aún habrían de sonar himnos como Quiero que me beses, Quién te va a querer o Cuando te beso, en comunión con el público, del que salió una seguidora de corta edad que se fotografió con ella en el escenario, buena prueba de su bonhomía y cercanía.

Ya en los bises, regaló a los presentes la melancólica belleza de Cai y el esperanzado Y para qué, con ritmos caribeños que levantaron al público de sus asientos.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *