‘Contra las cuerdas’ (Volumen II), libro de entrevistas a ilustres de la guitarra de obligada lectura

Portada Contra las cuerdas Volumen II

“La música es algo más serio que el matrimonio, pibe. Porque de la mujer te podés divorciar, pero de la música no. Una vez que te casas, es tu amor eterno, para toda la vida, y te vas a la tumba con ella encima”. El segundo volumen de ‘Contra las cuerdas’ se abre con esta curiosa cita de Astor Piazzolla. Recordemos, como ya se apuntó en el caso del primer volumen, que su autor, Pablo San Nicasio, es periodista y guitarrista, con formación clásica y flamenca, por lo que reúne las cualidades ideales para entrevistar a nombres ilustres de la sonanta como los que desfilan por esta obra, de obligada lectura para cualquier aficionado a este arte y, en particular, a la guitarra flamenca.

De entrada, para abrir boca, se ofrece una entrevista inédita en publicación impresa, breve pero intensa, a Paco de Lucía, realizada por Antonio Benamargo para Radio Luna y rescatada para la ocasión. Amén de este caramelo, esta segunda entrega viene cargada de contenidos sumamente interesantes, tales como los que, acto seguido, a modo de botones de muestra, ofrecemos a los lectores para invitarlos a su lectura:

Rafael Riqueni: “Yo empecé tocando la guitarra básicamente por Paco (de Lucía). Escuchaba a ese hombre tocar y no me podía creer que una persona sacase esos sonidos de la guitarra”.

José Antonio Rodríguez: “La guitarra flamenca donde no está aceptada verdaderamente es en el flamenco”.

Antonio Carrión: “Hay algunos guitarristas que se tiran en la salida de la soleá media hora, cuando sólo es una preparación para el cante. Te quedas ahí diciendo: ¿Pero cuándo va a entrar el cantaor? Cuando se quiere poner a cantar, está el público frío”.

Juan Carlos Romero: “De nada sirve tocar un montón de notas en su sitio, si no se siente lo que tocas. Es fundamental el alma, el corazón, en el toque”.

Juan Manuel Cañizares: “Un país con una gran riqueza folclórica suele dar buenos músicos de todos los tipos. ¿Por qué será que Albéniz aconsejaba a Falla y a Turina que no fuesen tan ‘alemanes’ componiendo y se fijaran más en el flamenco? Eso da que pensar. Si músicos tan grandes bebían del flamenco, será por algo, ¿no?”

Miguel Ángel Cortés: “Los niños deberían empezar a tocar para cantar y bailar, y se nota si no lo haces”.

Juan Ramón Caro: “Decía John Mclaughlin que cuando no tocas un día te das cuenta tú, cuando te tiras dos días sin tocar se entera tu vecino y cuando te tiras tres se da cuenta todo el mundo”.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *